¿Estamos preparados para acabar con la exclusividad profesional?

Síguenos

time

Unos de los temas de los que más se está hablando últimamente en los foros de las relaciones laborales es sobre la posibilidad de que se puedan compatibilizar varios trabajos al mismo tiempo. Desde el punto de vista teórico esta opción tiene pleno sentido, porque de este modo, empresarios que solamente necesitaran un trabajador para unas horas determinadas se animarían a contratar, y por otro lado, los trabajadores podrían complementar sus ingresos con total libertad para ocupar su jornada en varias responsabilidades profesionales.

No obstante, existen algunos problemas prácticos para su implementación, estos son:

1) Algunos empleadores creen que tienen el derecho legítimo a disponer 24 horas al día de sus colaboradores, por lo que muchos trabajadores interesados en llevar a cabo varias actividades desisten de intentarlo

2) Jornadas laborales de duración indeterminada: con horarios laborales que se alejan mucho más de lo predefinida, lo que nos imposibilita comprometernos con un tercero

3) Mayor movilidad geográfica y capacidad de adaptación de los trabajadores: ni todos los trabajos son iguales, ni tampoco los procedimientos a llevar a cabo, por lo que los trabajadores que decidan compatibilizar varias actividades deberán mostrar su predisposición a rendir plenamente en todas y cada una de ellas, asumiendo las necesidades propias de cada puesto

Estas limitaciones de orden ‘técnico’ son imputables tanto a los trabajadores así como a los empleados, y que deberán resolverse para que podamos conseguir de manera efectiva un mercado laboral mucho más flexible y provechoso para ambas partes.

En Pymes y Autónomos | No son tiempos para apalancarse
Imagen | anieto2k


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario