Sigue a Pymesyautonomos

entrevista

A lo largo de nuestra carrera profesional más de una vez se ha dirigido a nosotros un head hunter o profesional del reclutamiento y selección de personal, con el objetivo de interesarse por nuestro perfil para la cobertura de una vacante determinada.

Con independencia de si finalmente hemos sido finalmente elegidos o no para cubrir la posición en cuestión, la forma en la que muchas firmas tratan a los candidatos no me parece la más adecuada, ya que en muchos casos se trata a los candidatos potenciales como un número, sin tener en cuenta que detrás hay un profesional con sus expectativas profesionales y cuyo tiempo también tiene valor, no olvidemos que es la firma de selección la que se dirige a este.

Algunos de los ejemplos en los que me baso para realizar estas afirmaciones son por ejemplo, aquéllas situaciones en las que tras habernos recibido nos aseguran proporcionarnos una contestación que finalmente no llega a existir, el nerviosismo a la hora de encontrar un candidato que se acaba transformando en prisas y en la no valoración del tiempo del candidato, o la excesiva estandarización del lenguaje y la forma en que medimos feed back.

En este sentido, he de decir que siempre gusta que las firmas de selección traten con respeto a los candidatos, por tanto debemos de prestar a estos detalles la atención que se merecen por dos motivos, primero por respeto a la persona a la que estamos entrevistando (no sabemos si en un futuro más o menos inmediato podemos necesitar de ella para otro proceso), y también por la reputación de nuestra firma, ya que si somos ‘poco formales’ posiblemente no nos recomienden a un tercero.

En Pymes y Autónomos | Los mejores candidatos, los más conocidos
Imagen | juanpol


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario