Compartir
Publicidad

El ejemplo de Tito Vilanova, de cómo apoyar a un manager hasta el infinito

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Un asunto sobre el que llevo queriendo hablarles desde hace unas semanas es sobre las lecturas que se desprenden del hecho de que el FC Barcelona apoye a su manager, Tito Vilanova, garantizándole el puesto sea cuales sean las circunstancias y los resultados del club, a su vuelta del tratamiento de su enfermedad. Dando un ejemplo de que el equipo y las personas están muy por encima de los resultados.

Si trasladamos estas afirmaciones al plano empresarial, podemos obtener algunas lecturas muy positivas, entre las que se destacan la unidad del equipo ante los problemas, el desarrollo del sentimiento de pertenencia, y también, la anteposición del valor de capital humano ante la mejor o peor cosecha que se pueda desprender de un ejercicio económico.

Aunque es cierto que al final lo que importan son los resultados, porque una empresa no puede permitirse el lujo de abandonarlos, estas afirmaciones creo que han logrado un buen efecto en el resto de la plantilla (jugadores), y también han logrado mantener el equilibrio y el ritmo de trabajo, algo fundamental para cualquier organización, y que demuestra la necesaria capacidad de adaptación y el dinamismo que se necesitan, cuando sobreviene una situación que afecta a un imprescindible.

Si miro hacia atrás, siempre me he encontrado sorpresas muy positivas cuando desde arriba se ha decidido apoyar a un miembro del equipo cuando ha sobrevenido un problema, ya que la persona a la que se ha apoyado a vuelto o ha desempeñado las labores aún con más ganas, y además, el resto del equipo también se ha sentido partícipe de este apoyo, ya que sienten que llegado el momento ellos pueden contar con el mismo empuje.

En Pymes y Autónomos | Una empresa no tiene por qué solucionar los problemas individuales de sus empleados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos