El cliente NO siempre tiene la razón

Sigue a Pymesyautonomos

Coins

Todos llevamos incrustado en nuestro alma empresarial aquello de que el cliente siempre tiene la razón, aunque no sabemos a quién pertenezca la frase, pero a la hora de la verdad, tanto en las ocasiones en las que estamos como cliente o como empresario, podemos comprobar que dicha frase no siempre es cierta.

Desde el lado empresarial todos nos hemos encontrado con aquel cliente que piensa que no le hemos vendido un producto o prestado un servicio, sino que ha comprado nuestra alma de por vida, que considera que por el hecho de pagar un producto o un servicio, tiene el derecho a esclavizarnos y por lo tanto debemos someternos a sus dictados cual marionetas. Este tipo de cliente es un cliente nocivo, pues agota nuestras energías, nunca ve satisfechas sus expectativas, y no aprecia la calidad del servicio prestado o venta realizada.

En este tipo de casos, una vez detectada la imposibilidad de reconducir la situación, puede resultar aconsejable finalizar la relación comercial, pues tenemos un cliente que nunca va a hablar bien de nosotros y cuyos objetivos nunca vamos a alcanzar, con el consiguiente desgaste profesional. Por lo tanto, cuando hayamos decidido tomar la decisión, deberemos llevarla acabo de forma elegante, probablemente el incremento de la tarifa anual ya sea motivo suficiente para instar a áquel a poner fin a la relación mercantil.

De esta forma podremos dedicar nuestras energías a aquellos clientes más rentables, o clientes potenciales, que sepan apreciar la calidad de nuestro producto o servicio y puedan hacer crecer nuestro negocio a través del sistema más sencillo de marketing, el famoso boca oreja.

Foto: AlJa

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario