Síguenos

Herencia

Muchas veces he hablado de los conflictos que puede traer en empresas familiares, muchas veces también he hablado de la ausencia de distinción en el trato que se debe de dar a los familiares cuando se trata de la gestión de la empresa. Pero creo que aquí nunca he hablado de cuando somos los hijos o los nietos favoritos, y parece que por decreto tengamos que aceptar la herencia del negocio de papa o del abuelo, ¿qué pasa si no queremos?

Yo lo tengo muy claro y quien me conoce sabe bien que hablo por experiencia propia. Quien tiene unos objetivos, quien tiene unos deseos y quien tiene unos gustos no tiene que doblegarse a gestionar, llevar o dirigir un negocio simplemente porque el padre o el abuelo sueñan con que lo hagamos. Papa o el abuelo tienen sus sueños, pero cada uno tiene los suyos, y tiene que cumplirlos.

Sé que es una decisión difícil, sé que mucha gente por lo que considera compromiso o por pena o por no enfrentarse al “establishment” familiar acabará ahuecando el ala, cediendo y cogiendo las riendas de un negocio que tanto le da o que incluso le genera rechazo.

Ante lo anterior, un triple aviso a navegantes. Hacer algo simplemente porque papa, mama, el abuelo o quien sea que baje del pedestal venga a iluminarnos y nos lo pida, puede suponer satisfacción para ellos, pero una gran infelicidad para nosotros. Además esa supuesta felicidad que se les aporta, se tornará en lágrimas cuando empiecen los conflictos y nuestros rencores y desprecios. Sin olvidar que gestionar con desgana, es el camino más fácil para hundir un negocio rápidamente.

Entonces, dicho esto, ¿qué es mejor? Callar, aguantar y tragar, y ser y a la larga hacer infelices a todos los que nos rodean. ¿O por el contrario es mejor exponer las cosas claras sin malas caras ni acritud pero dejando bien claro lo que pensamos y defendiendo nuestros intereses? Yo sin duda lo tengo muy claro, y lo tuve muy claro cuando sufrí algo parecido, ¡yo siempre y en todo (y siendo consciente de que a riesgo de equivocarme, pero con el placer de equivocarme yo) escojo mi camino!

En Pymes y autónomos | La empresa como herencia
Imagen | rinzewind

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario