Alicantinos frente a la crisis

Sigue a

ideas

Hace unos meses fijé mi atención en unos alicantinos que habían hecho frente a la crisis abriendo negocios. En este caso se trata de repasar casos de éxito. Porque no sólo de nombres conocidos vive el país. Todos los días, ante la incertidumbre de cómo despertará la prima de riesgo, o si estamos en la lista de los cuarenta horripilantes de Europa, también se despiertan ideas. Buenas ideas.

Andaba servidora escuchando a Carlos Herrera en una sección llamada: “la hora de los oyentes”, cuando descubrí que el tema era: ¿ha dado usted el pelotazo con su negocio?. Me hizo gracia porque no creí que llamara mucha gente. ¡Qué poco confío en el espíritu de lucha español!. Poco a poco las llamadas fueron sucediéndose. Y para mi sorpresa, la mayoría eran alicantinos, de la terreta, de mi ciudad. No me sorprendió por la tasa de desempleo que tenemos.

Uno de los protagonistas contó su experiencia. A raíz de la pura observación tuvo una ocurrencia. Cada vez que iba a algún restaurante, comprobaba que los expositores donde estaba el vino no tenía luz, y por ello no se distinguía la variedad. Lo comentó con un amigo, ambos se pusieron manos a la obra y crearon expositores con led. ¿Cómo les va? En el momento de su llamada, habían vendido treinta y cinco expositores por toda la provincia de Alicante.

También estaba el caso de Víctor. En su página miprimerdia.com descubrimos cómo una forma de comportarnos puede acabar en un negocio. Él siempre hacía regalos originales a los amigos que acababan de ser papás. Que si un escrito con lo que acontecía en el mundo el día de la llegada del pequeño y detalles similares. Contaba con veinte años en aquel momento.

Con el paso del tiempo, y tras asociarse con una compañera experta en el sector de los muñecos, se lanzaron a crear esta empresa. ¿El fin? que cada niño se sienta único y querido, al ver el contenido de esa caja personalizada, llena desde una carta personalizada de quien la regala, hasta periódicos del día y revistas. La lista es más larga.

Pude conocer la historia de una pareja que había abierto una tienda de lanas, además de ofrecer pan tradicional de Aigües. Una vez más, lo tradicional aparece en estos tiempos, o mejor dicho ¿debió marchar alguna vez?

Pero de entre todos los participantes me quedo con el fundandor de Muebles Anticrisis, un señor llamado José Antonio que un mal día, al echar un vistazo a su piso alquilado, comprobó que los inquilinos le habían dejado sin muebles y ahí comenzó toda esta aventura que le ha llevado a tener tres tiendas en la provincia.

Comenzó a buscar muebles económicos para redecorar su maltrecho piso, y se acabó dando cuenta de que algunas empresas regalaban piezas en buen estado. De ahí a montar su primer local hubo un paso, y sobre todo esfuerzo y tenacidad.

Si hubiera que destacar un lema sería: “esto no se consigue de un día para otro”. Cada uno de los intervinientes insistieron en el trabajo y esfuerzo que supuso comenzar. Esta es la otra realidad. Luego están los seminarios o cursos donde te hablan de emprender pero con traje y corbata desde el día uno, y no, primero hay que atar bien el delantal,subirse las mangas, secar el sudor y hacer números, muchos números.

Bravo por todos los ideólogos de España, en especial a los alicantinos.

En Pymes y Autónomos| Emprender por necesidad

Imagen| DobleClic.com

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios