Compartir
Publicidad

Reducir costes observando

Reducir costes observando
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Dentro de mis obsesiones y locuras diarias, últimamente una destaca entre todas ellas. Siempre que visito cualquier empresa, comercio, banco o demás, no puedo hacer más que plantearme, ¿qué puede hacer ese lugar para reducir costes sin mermar la calidad? Y cada vez me doy más cuenta que la reducción de costes pasa por dos claves principales: observar y perder el miedo al cambio.

No soy un profesional de la reducción de costes, ni mucho menos, tampoco lo pretendo. Y de buen seguro que habrá excelentes técnicos profesionales que se dediquen a ello que me puedan dar mil y una lecciones y argumentos sobre ello, pero más allá de todo ello, reitero mi sensación: los costes se reducen observando y probando.

Entro a un banco y veo que aún funcionan con libretas, o que te imprimen un papel (o una ristra de papeles para cualquier cosa), ¿y si en lugar de eso nos dedicamos más a los extractos online y a las firmas digitales, o como mínimo a reducir las impresiones a lo mínimo necesario? Entro en una oficina cualquiera y me encuentro a la secretaría utilizando costosos programas de productividad, ¿conocen los servicios en la nube?

Y así, un sinfín de ejemplos más que podría poner que me encuentro cada día, en casi cualquier lugar. No se, igual las obsesiones y locuras que decía al principio me están superando, pero hasta que se demuestre lo contrario para reducir costes me reitero en mi opinión: observación y perder el miedo a probar lo nuevo, perder el miedo al cambio.

En Pymes y autónomos | Costes fijos y costes variables en empresas de servicios Imagen | Wagner Machado Carlos Lemes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos