Compartir
Publicidad

¿Qué pasos tengo que seguir para financiar mi empresa?

¿Qué pasos tengo que seguir para financiar mi empresa?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Solicitar financiación puede ser un proceso muy rápido y ágil, o podemos encontrarnos sumidos en una auténtica odisea cargada de obstáculos y problemas que no habíamos previsto inicialmente. Esto depende de la entidad financiera con la que se trabaje, e incluso a veces de la oficina y del gestor. Cuando solicitan financiación, las empresas y autónomos buscan rapidez de respuesta a su solicitud, obtener buenas condiciones y que la entidad financiera facilite todo el proceso. Los expertos de BBVA creen que un factor diferencial de su entidad es contar con gestores expertos en ofrecer soluciones específicas para pymes y autónomos, apoyados cuando es necesario por especialistas en temas como comercio exterior u operativa de divisas.

Una de las primeras cosas por las que nos preguntarán cuando acudamos a solicitar un crédito es el destino de los fondos, y para poder contestar adecuadamente a esta solicitud debemos tener claro si vamos a financiar el circulante de la empresa o bien la compra de activos fijos.

BBVA

¿Qué documentación suelen pedir las entidades financieras para otorgarnos crédito?

Para la concesión de un crédito es necesario que la entidad financiera se asegure de determinados aspectos:

La titularidad real de la persona o entidad jurídica que lo solicita y si el solicitante tiene capacidad legal para realizar la operación. Para ello, se deben de aportar generalmente los siguientes documentos: DNI o permiso de residencia, escrituras con apoderamientos y acta de titularidad real.

Capacidad de devolución y solvencia del solicitante. Para lo cual nos solicitarán determinados documentos con los que se puede comprobar nuestro endeudamiento previo, nuestra solvencia, la capacidad de devolución del dinero prestado o las garantías que podemos aportar, entre otros. La documentación que se suele pedir es la siguiente:

  • Pool bancario. En el se reflejarán las deudas contraídas con todas las entidades financieras con las que trabaje la empresa. Es importante destacar que el pool bancario debe de ser casi coincidente con la CIRBE, salvo pequeñas diferencias por deudas de pequeño importe.
  • Declaración de la renta en el caso de los autónomos e impuesto de sociedades en el caso de las empresas, del año anterior.
  • Otros modelos tributarios, siendo el más común las declaraciones de IVA y el modelo 390, modelo 347, para ver cuáles son los principales clientes y proveedores de la empresa, etc.
  • Garantías de los socios o avalistas. Para ello se pedirán justificantes de ingresos, tales como nóminas, declaración de IRPF, notas simples del registro de la propiedad con los inmuebles registrados, últimos recibos de pago de las deudas, etc.
  • Permiso para comprobar la CIRBE, informe que emite el Banco de España y que refleja los datos que se disponen sobre el endeudamiento de las personas (físicas y jurídicas).
  • Última cuenta de resultados y balance cerrado del año en curso.
  • Documentación relativa a una determinada inversión, tales como presupuestos y facturas, si la financiación se solicita para una inversión determinada.

Una vez analizada toda la documentación, los analistas de riesgos de la entidad crediticia determinarán si la operación es viable o no. Según los gestores de BBVA, cuando una operación no es viable, en muchos casos pueden buscar y ofrecernos otras alternativas de financiación, ya que, por ejemplo, una operación puede no ser viable en un periodo corto de tiempo, pero si se incrementa el plazo y se reducen las cuotas a pagar, puede convertirse en una operación aprobada.

En BBVA son expertos en ayudar a pymes y autónomos, siendo una de las principales entidades en volumen de créditos concedidos en nuestro país a estos colectivos. Es por ello, que la entidad cuenta con un amplio catálogo de productos y servicios financieros, con el que satisfacer las necesidades de financiación de sus cliente. Además, actualmente BBVA está reforzando la mejora de las condiciones de acceso al crédito con el fin de abrir las puertas a la financiación a todos aquellos negocios que buscan un proceso transparente y en el que los plazos de respuesta se ajustan a las necesidades de cada cliente.

Imagen | Jason Baker

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos