Compartir
Publicidad

Ahorrar un 16% en el consumo eléctrico para tu PYME es posible. Así puedes conseguirlo

Ahorrar un 16% en el consumo eléctrico para tu PYME es posible. Así puedes conseguirlo
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según un estudio llevado a cabo por Accenture, el 52% de las PYMES dedica más del 10% de sus ingresos anuales a pagar el consumo de electricidad.

Y, sin embargo, las que están en nuestro país podrían ahorrarse hasta 3.038 millones de euros adoptando medidas de eficiencia energética.

Tantas posibilidades como PYMES hay

No es fácil calcular y determinar cuál es el gasto real que hacen las PYMES de determinadas partidas, como el consumo de la energía. Todo dependerá del tipo de empresa que seamos y del sector de actividad en el que operemos. Y, dentro de estas dos variables, hay muchos otros factores que nos permiten imaginar tantos escenarios posibles como PYMES hay.

Por ejemplo, no es lo mismo ser un pequeño bar de una población rural del norte de Castilla que un restaurante con 10 camareros en primera línea de playa. Ni tener 10 empleados en una oficina que ser uno solo en ella.

Dentista

Veamos algunos de los consumos típicos medios de diferentes productos eléctricos que puedan necesitar las pequeñas y medianas empresas

Aparatos eléctricos

Consumo en kWh anual

Frigorífico

650kWh al año

Congelador

550kWh al año

Televisión

250kWh al año

Lavadora

250kWh al año

Secadora

250kWh al año

Lavavajillas

220w/hora

Ordenador sobremesa

220w/hora

Monitor

90 w/hora

Portátil

20-100 w/hora

Y la energía que se consume, según un estudio, se emplea en: Calefacción 5100kWh Electrodomésticos 1900kWh Agua Caliente 1800kWh Cocina 700kWh

Las necesidades y el consumo de electricidad varían mucho en cada uno de los casos. En todos ellos, sin embargo, se debe tener en cuenta cuál es la potencia que se ha de contratar, ya que esto determinará el consumo que requiera la empresa. Eso sí, cabe señalar que las potencias contratadas más habituales entre las PYMES son de 12 kw (que equivale a una media de consumo de 12.000 kwh al año) o bien 19 kw (que se traduce en un consumo de 21.000 kwh al año).

Si nuestra empresa está en un edificio, debemos saber que los principales consumos suelen ser la climatización, la iluminación y los equipos informáticos en oficinas. Si pertenecemos a la industria, sabemos que normalmente el gasto se nos irá en procesos térmicos, compresores y bombeos, aunque evidentemente depende de los procesos productivos.

Tu proveedor es tu aliado

Según el estudio de Accenture mencionado al principio, las compañías energéticas son las que pueden ayudar a las PYMES tanto a reducir sus costes de energía como a encontrar nuevas fórmulas para atraer nuevos clientes -asesorando y adaptando sus productos y servicios para facilitar el control del consumo energético, reduciendo la complejidad y atrayendo al consumidor “ecológico”- según el informe Manual del nuevo consumidor de energía.

Así, por ejemplo, es bastante frecuente que, aunque quieran, las pequeñas y medianas empresas no tengan el tiempo suficiente para analizar las características de consumo de energía que realizan. Sin embargo, son las propias compañías energéticas las que mejor pueden saber estos datos y, por tanto, asesorarles sobre la potencia contratada y las acciones que pueden llevar a cabo para conseguir ese anhelado ahorro.

Sillas

Asimismo, y al igual que anualmente las personas suelen hacerse un chequeo médico, una buena revisión de la instalación puede ser la primera y más efectiva medida para detectar posibles errores o fallos en sus etapas más iniciales. Muchos de los servicios que se contratan incluyen, además una respuesta rápida ante posibles imprevistos.

Este tipo de servicios son ofrecidos por Gas Natural. De hecho, y con el objetivo de conocer las necesidades de todo tipo de empresas y poder definir unas buenas prácticas de ahorro en cada sector de actividad, Gas Natural lleva a cabo un estudio entre más de 2.000 pymes en nuestro país. Esto, junto a la experiencia acumulada, permite a la compañía detectar las demandas, desarrollar canales de contacto específicos para las pymes y un portal de clientes online para facilitar todas las gestiones en el acto y desde cualquier dispositivo.

Primeras medidas eficientemente energéticas

En cualquier caso, lo cierto es que todas las empresas tienen una amplia variedad de posibilidades para conseguir ser más energéticamente eficientes. Algunas conllevan una inversión más importante (por ejemplo, acometiendo una reforma del local o la oficina para garantizar un mejor uso y consumo de la energía), pero otras son pasos que incluso podemos dar como usuarios particulares en nuestras casas.

Tienda Ropa

Lo primero que deberíamos hacer es contemplar la elaboración de un inventario de todos los equipos e instalaciones que tenemos y que consumen energía. Gracias a esta lista podremos conocer en detalle cuánta energía consumimos, su coste y de dónde proviene ese gasto, además de saber cómo se están utilizando todos estos aparatos. Tras este conocimiento ya podremos adoptar las primeras medidas y estudiar las variables más indicadas.

Un baremo de temperatura para todo el año

Más allá de esto, podemos seguir algunos consejos básicos. Por ejemplo, ahora que llega el verano, solo deberemos abrir las ventanas para** ventilar durante las primeras horas de la mañana**, y evitando, en la medida de lo posible, que entre mucho el sol para que no se calienten las salas (con, por ejemplo, cortinas o estores, que también nos permiten conservar el calor en invierno). Si, además, tenemos ventanas de doble cristal podremos ahorrar un 25% de energía en calefacción y aislar del ruido del exterior.

No siempre es posible, pero es recomendable utilizar un ventilador que el aire acondicionado, puesto que consume menos energía. Los ventiladores de techo suelen ser los más indicados y recomendados para estas tareas.

La temperatura siempre es objeto de disputas en las oficinas, independientemente de que sea invierno o verano. Lo ideal es una temperatura interior de 19 a 21 ºC en invierno y de 22 a 26 ºC en verano. Hablando de calefacción, cabe señalar que las centralizadas son las que funcionan con menos consumo, mientras que el suelo radiante es útil para tener una temperatura constante en todas las habitaciones, porque propaga el calor por el suelo.

Cocina

Iluminación y electrónica

Aunque no siempre es posible, ni en todos los negocios se pueden poner en práctica este tipo de medidas, es aconsejable aprovechar al máximo la luz natural con el fin de reducir también el consumo energético. En una oficina, por ejemplo, este gasto está repartido mayoritariamente entre los equipos de iluminación y resto de aparatos eléctricos, seguido de los sistemas de climatización, dedicándose una pequeña parte (alrededor del 5%) a la producción de agua caliente sanitaria.

Pero dado que en muchas situaciones es indispensable el uso de bombillas, la mejor opción son las lámparas fluorescentes convencionales o compactas (bajo consumo) y no bombillas incandescentes (que consumen casi lo mismo que las lámparas halógenas). Y, por cierto, es mejor utilizar una sola lámpara más potente que no varias lámparas con la misma potencia.

En cuanto a los productos electrónicos, como dispositivos de música, televisión o vídeo, lo recomendable es estudiar sus características, para comprobar que no excedan de nuestras necesidades. Esto es especialmente útil si tenemos un bar, restaurante o sala de fiestas. No podemos quedarnos cortos en la potencia de los equipos de sonido, pero si utilizamos uno con más potencia de la que nuestro local admite estaremos incurriendo en un gasto innecesario y poco eficiente.

Flowers

¿Has comprobado las etiquetas de eficiencia energética?

Al igual que con los ordenadores y otro tipo de electrodomésticos, es de gran ayuda comprobar su etiqueta de eficiencia energética, ya que esto nos dará claves sobre sus consumos. Es recomendable, asimismo, no dejar los productos en modo stand-by y, en la medida de lo posible, conectarlos a un ladrón que nos permita apagar todos los equipos con un único botón. De hecho, las pymes tienen cada vez más equipos ofimáticos (ordenadores, impresoras, fotocopiadoras, escáneres, faxes), que aunque son útiles e indispensables, suponen una carga importante en el consumo de energía de los centros de trabajo.

Según un Informe del Ministerio de Medio Ambiente y WWF, estos serían algunos de los ahorros que se podrían lograr poniendo en marcha algunas de estas medidas

Consumos

Este mismo informe, además, también refleja algunas de las medidas que, en el caso de las oficinas, se pueden tomar para reducir el consumo energético.

Medidas

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos