Sigue a Pymesyautonomos

GANADOR

Suena el teléfono, tengo un mensaje. Mi móvil es prehistórico, pero el 90% de la población dispone de uno moderno donde se les puede hacer llegar todo tipo de información. Resulta que desde un gimnasio al que me apunté hace ahora unos cuatro años me envían una oferta. No tiene mala pinta. Me entran ganas de aprovechar la ocasión pero está lejos de mi barrio. Ese dato no es relevante, lo que importa es que estos empresarios no optan por el silencio o la queja. Te acercan su empresa y su producto a través del móvil.

La estrategia es sencilla y económica. En este caso he estado recibiendo sus ofertas y recordatorios de fechas “clave”: verano, navidad… Cuando acudes a cualquier lugar donde toman tus datos, el teléfono es el principal por si han de contactar contigo por cualquier cuestión. El correo electrónico es otra opción pero quizás nos da más pereza leer si en el asunto vemos “Gimnasio…”. El móvil lo relacionamos con trabajo y amigos. Ellos emplean ese cauce, con un lenguaje cercano y te animan a que no dejes escapar la oportunidad que ofrecen. A fin de cuentas ya les conoces.

Lo importante es que ya tienen el estudio y la segmentación hecha. Saben que hemos sido clientes durante un tiempo, por lo tanto no invierten en un público que no es el suyo por lo que se gana tiempo y se reducen los costes de su campaña publicitaria. En realidad es una estrategia de marketing con el teléfono como soporte. Como ya hemos visto en este blog, Mobile Marketing es su nombre.

Las aplicaciones en el móvil permiten fidelizar al crear un canal directo entre el cliente y la marca (Sascha Kraft, director de Desarrollo Digital de Shackleton)

Las aplicaciones son la mejor opción. Sabes que habrás penetrado en el segundo hogar del cliente: su teléfono móvil, y a partir de ahí podrá consultar nuestra página web o echar un vistazo a nuestra presencia en las redes sociales. En estos momentos para una pyme la utilización de esta estrategia de venta es ideal. Con un gasto ínfimo podrá lograr acercarse a su público objetivo y lograr ventas.

Pero no olvidemos lo esencial, para lograr buenos resultados antes tendremos que adaptar nuestra web a este servicio, merecerá la pena puesto que la gran mayoría de los ciudadanos cuentan con un terminal para utilizar esas aplicaciones.

Antes de convertirte en uno de los contactos de tu cliente analiza el entorno que rodea tu negocio. Qué puedes ofrecer, en qué te diferencias del resto, quiénes son tus clientes potenciales, ofertas y más ofertas. Ahora más que nunca todos buscamos el mejor precio y buena calidad. Fomenta tu producto con descuentos que dejarán satisfecho a tu cliente y con su terminal acabará contándoselo al resto de sus amistades vía red social o por cualquier otro canal. Interactúa con él, pero ante todo sin saturar su bandeja de entrada, ya sabemos que del amor al odio hay un pequeño paso.

En Pymes y Autónomos|Cómo utilizar el marketing móvil (I),Cómo utilizar el marketing móvil (II)

Imagen| Juana Sánchez

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario