Sigue a Pymesyautonomos

juguetescomprar

Nunca he tenido a los niños entre mis clientes, pero sin duda y aunque como he mencionado en mi caso afortunadamente no es mi perfil de clientes, he de reconocer que para muchos empresarios los niños son los mejores clientes, y es que los niños compran.

Y lo mejor de todo, es que los niños influyen en la decisión de compra de productos vinculados para ellos, pero también influyen indirectamente en productos no tan pensados explícitamente para ellos, o no pensados para ellos. Me explico:

La influencia de lo que a mi entender son demonios con patas (y la mar de feliz de que en algunas compañías aéreas se planteen segregarlos en “vuelos con niños”) que tienen en la decisión de compra de muchos padres y madres es desmedida. Y es que como he dicho tienen una triple influencia.

Influyen directamente en la elección de muchos de los productos que son directamente para ellos (ropa, juguetes, etc.), pero es que además pueden llegar a influir en decisiones de compra que son para el hogar y que a veces por consulta al niño o niña de turno se decantan hacia un u otro lugar. Sin contar como aquellos productos que si bien los niños no influyen directamente en su compra, si que su presencia en una casa condiciona la adquisición de los mismos (como por ejemplo el caso de familias que al tener hijos se venden su coche y adquieren un turismo de carácter más familiar).

Sin duda, un segmento bastante importante de la población a la que destinar productos específicos o pensados para ellos puede resultar rentable. Y si no ya sabemos, a realizar campañas de publicidad de productos pensadas para los niños (aunque los productos no sean directamente para ellos) para que le pongan la cabeza como un bombo a la mama o el papa de turno hasta que lo adquieran.

En Pymes y autónomos | Publicidad para niños y niños en la publicidad
Imagen | Markles55n

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios