Compartir
Publicidad

Lanzar una campaña de miedo en Halloween

Lanzar una campaña de miedo en Halloween
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Navidades, vacaciones de verano, San Valentín..., así hasta el infinito. Fechas que se asocian a fiesta, regalos, y que son criticadas algunas, por su origen, nada que ver con el país que las acoge como Halloween, pero no podemos negar que su acogida ha sido positiva.

¿Por qué no aprovechar para lanzar una campaña de miedo? Perdón por el juego de palabras. Si Coca Cola y Pepsi han protagonizado una guerra (una de tantas) en estas fechas, ¿por qué no habría de aprovechar nuestro negocio para jugar con el concepto del "terror"?

Hace dos años, Pepsi vistió una lata de su refresco con una capa de su rival. Ni cortos ni perezosos, los creativos de la lata roja, emplearon la misma imagen pero con un eslogan que barrió al ingenioso anuncio que corrió como la pólvora por las redes sociales:

Los publicistas simplemente añadieron: "Todo quieren ser un héroe". Demoledor. Touché. La diversión estaba servida. Pero, aunque no contemos con el presupuesto de estas dos compañías, el ingenio es gratis.

Caramelos, disfraces, fiesta, diversión

El ambiente está preparado, son unos segundos carnavales. Por lo tanto, ¿por qué no decorar y vestir nuestro negocio con sus galas más terroríficas?

Desde hace semanas, algunas tiendas enfocadas a las fiestas de cumpleaños ya tienen sus locales repletos de calabazas. Todo tiene un toque a Halloween naranja y negro.

¿Es el momento ideal?

Aún falta para que llegue la navidad, por lo que que cabe la posibilidad de que el consumidor pueda permitirse algún capricho. Llevamos semanas oyendo distintas celebraciones en restaurantes, centros comerciales...

Hay que centrarse en un aspecto importante: esta fiesta no tiene una edad. Adultos y niños pueden ser partícipes. Por un módico precio podemos adquirir un difraz, comprar caramelos, acudir a un restaurante asequible para vivir una noche diferente.

Conclusión

Más allá de la discusión de que la globalización no era esto, la realidad es que los niños desde el colegio, interiorizan esta celebración y ellos arrastran a los padres.

Los pequeños comercios se unen para mostrar unos escaparates que capten la atención de los paseantes. ¿Aumentan sus ventas? Lo mismo que el día de la madre o en navidad, quizás no, pero al tratarse de una fiesta para todos ¿por qué no apostar por el truco y trato?

En Pymes y Autónomos|Cómo impulsar las ventas de nuestro comercio por las fiestas

Imagen| Isabel Iborra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos