Compartir
Publicidad

La 'formalidad' es un plus que no pasa de moda a la hora de contratar

La 'formalidad' es un plus que no pasa de moda a la hora de contratar
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy en día cuando existen multitud de oferentes para un determinado bien o servicio en el mercado, se ha estandarizado la práctica de solicitar presupuestos para la realización de un trabajo o la adquisición de un bien por parte de nuestros clientes. Que buscan dos objetivos, en primer lugar cerrar un precio que no supere un determinado umbral (una cuestión mayor en la actual crisis económica), pero también concretar una hoja de servicios con el objetivo de que no queden cabos sueltos ante posibles imprevistos que puedan tener lugar.

Por ello, hoy quiero hablarles sobre la importancia de proceder como empresa dentro de este proceso. Para ello, y teniendo en cuenta que nuestro objetivo es la venta del bien o servicio a nuestro cliente de una manera rentable, debemos de abordar los siguientes aspectos que resumidamente voy a exponerles:

  • Fijación de un calendario razonable: en trabajos como la realización de una reforma, uno de los aspectos que acaparan un mayor interés para nuestros clientes es el tiempo en el que se van a ejecutar los trabajos. Y lo es porque esta decisión le supone un coste económico, que obviamente necesitan contemplar. Para ello, debemos de fijar un calendario razonable, que necesariamente debe ser realista y prudente, porque una demora sería algo muy negativo que puede dinamitar cualquier relación comercial futura con nuestro cliente
  • Contemplar todos los costes inherentes al trabajo: uno de los objetivos que buscan nuestros clientes con el presupuesto es una estimación de todos los costes, por lo que debemos evitar los denominados ‘costes sorpresa’ o desviaciones presupuestarias inesperadas
  • Deber de especificar las calidades o características de los materiales: este es otro de los aspectos sensibles y que mayores problemas generan a la finalización de un trabajo. Pudiéndolo evitar con una especificación lo más exacta posible de las características de las piezas a utilizar en el trabajo, requiriendo el consentimiento de nuestro cliente en la medida de lo posible

En conclusión, dentro de lo informal que puede parecer el proceso de la negociación de procesos pre-contractuales, nuestro cliente siempre valorará la ‘formalidad’ y la claridad con la que se describan a priori los trabajos o servicios a desarrollar, debiéndose de interpretar como un factor de diferenciación que nos aporte un valor añadido frente a otros oferentes potenciales que nuestro cliente pueda encontrar en el mercado.

En Pymes y Autónomos | ¿Publicar los precios y los presupuestos de la competencia?
Imagen | photostream

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos