Sigue a Pymesyautonomos

redes sociales

Las redes sociales son algo más que un lugar donde pasar el rato, charlar con familiares o amigos a los que no puedes ver a menudo, e incluso a los que sí podrías pero tenéis una relación donde prima más la parte virtual. Cuestión de gustos, de elección y sobre todo de libertad. En el caso de que queramos trasladar nuestra pequeña empresa a Internet no debemos olvidar lo más importante: una buena estrategia en dichas redes sociales.

Ya hemos visto que tener un objetivo claro, bien definido y después contar con un contenido de calidad es necesario, obligatorio si queremos que este nuevo contexto signifique dinero y nuevos clientes, pero sin una buena estrategia que nos sirva de hoja de ruta para acertar con nuestros paso, lo anterior no servirá. Una buena tienda con unos productos o servicios ídem en una red social o profesional equivocada es sinónimo de pérdida de tiempo.

Primeros pasos y Facebook

  • Estrategia
  • Contenido
  • Redes sociales adecuadas

Las redes sociales se encargarán de difundir el contenido, crearán más incluso gracias a usuarios participativos, que son aquellos a los que cuando les gusta una idea, marca o se sienten identificados hablan bien de ti, a ellos hay que tratarlos de una manera especial, lo merecen: invierten su tiempo en tu empresa, en ti. Por ello, el contenido exclusivo relacionado con la estrategia irá a parar a manos de estos usuarios comunicativos, se lo debemos.

Si pensamos en Facebook como red social, lo primero es preguntarse: ¿Para qué quiero una página en esta red? Si crees que la respuesta es porque ahí charlan tus clientes habituales y futuros, adelante, pero define una meta o varias, como conseguir un número concreto de seguidores para una fecha. Eso sí, de nada sirve tener a un millón de seguidores que te van a ignorar sino a personas a las que les interesa lo que ofreces y cómo les tratas. Mejor calidad que cantidad.

Después has de analizar las posibilidades que te ofrece la plataforma: eventos,fotografías, aplicaciones internas, comentarios. Todo ello requiere tiempo,esfuerzo, creatividad y ser metódico. Aunque para mí lo más importante es ser tú mismo: la naturalidad y la humildad son dos conceptos en la persona que han de ir de la mano: tanto a nivel personal como profesional.

Twitter

Twitter. Nos haremos la misma pregunta ¿para qué necesito una cuenta en twitter? Por ejemplo, debemos saber que es una de las redes que más aplicaciones externas tiene. Tendremos que analizar las posibilidades con las que cuenta y ver si se ajustan a nuestras necesidades: los famosos “hashtags” o etiquetas, enlaces, fotografías, geolocalización, encuestas, etcétera. Hay que ser realista y antes de dar el primer paso en Twitter tendremos que saber si disponemos de tiempo. Porque esto lo sabemos todos: estar por estar en cualquier red social es peligroso para nuestra imagen digital.

No hay nada más penoso que poner el nombre de una empresa, buscar información en su blog,web, o página en red social y ver que no ha actualizado nada desde 2003 (se dan casos) no es necesario. ¿Para qué molestarnos en abrir una página o un perfil? Es como tener el bar sin tapas, ni cerveza pero abierto al público. Absurdo.

Consejos para Twitter

Si ya nos hemos decidido por Twitter, pensemos en primer lugar en la biografía que aparece en la parte superior. En una breve descripción hay que darse a conocer, y sobre todo dejar el enlace a nuestra web o blog principal. Una de las máximas en twitter es no agobiar al personal en su muro o time line. Sigue a usuarios activos, que tengan un F/F equilibrado (seguidores y a los que siguen) y sobre todo,que pertenezcan a tu público objetivo. A tu sector.

Retwitea. Utiliza los viernes el #FF ya que además de ser un reconocimiento por tu parte a usuarios que aportan información relevante, es una buena herramienta viral muy útil. Y lo más importante: escribe si tienes algo importante que contar, sobre todo, si quieres interactuar con líderes de opinión que se encuentran en esta red.

Conclusión

Este tema da para más de un artículo pero por hoy, la conclusión es: si estás en Facebook y Twitter sé constante. Maneja el lenguaje de cada una de ellas. No agobiemos con cantidades de tuits innecesarios, ofrece promociones especiales a través de Twitter pero recuerda que su público no es el mismo que el de Facebook (más ocioso) los concursos han de ser sencillos, organiza eventos con tu etiqueta específica (para un curso, por ejemplo) Y una buena opción es emplear este canal del pájaro azul como canal de atención al cliente.

En cuanto a Facebook, hagamos promociones, pero tampoco a diario ni semanalmente, a no ser que queramos conseguir clientes efímeros que participen en la promoción y desaparezcan. Crea contenido interesante, que resuelva problemas o dudas dentro de tu sector. Aprende constantemente tanto de la red como de las personas que se han molestado en darle al “me gusta”.

Una posibilidad para anunciarte es utilizar los servicios internos de Facebook. Debes mejorar el contenido en función de los gustos de la comunidad.Lo cual conocerás gracias a las estadísticas.

En Pymes y Autónomos|Sacar el máximo partido a las redes sociales,Los riesgos de las redes sociales para las empresas

Imagen|nscap

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario