Empresas, ¡cuidado con el spam en las redes sociales!

Sigue a

Spam

Los tiempos cambian. Las redes sociales han sustituido a métodos más tradicionales de marketing de las empresas. Pero esta ‘revolución’ tiene el riesgo de que las compañías no entiendan la filosofía de estas nuevas plataformas y no cambien la forma de comunicar. Vender pero con el método tradicional del ‘bombardeo’ puro y duro es contraproducente y puede salir, realmente, muy caro.

Uno de los aspectos que más valoran los usuarios de las redes sociales es ese nuevo lenguaje, esa nueva forma de interacción de igual a igual, esa forma de comunicación que rompe con la era de lo unidireccional. Es por esa razón por la que existe un recelo enorme ante los métodos de marketing tradicionales en estas nuevas herramientas.

Filosofía distinta en las redes


Cuando un usuario decide seguir a una empresa en alguna de esas plataformas no busca una simple publicación de ofertas, no quiere toparse con lo que podría ver con un solo clic en la web o con el folleto de ofertas que dejó el cartero en el buzón de su casa hace unos días.

La filosofía es distinta y las empresas deben saber que las redes sociales están para otra cosa. Llenar el timeline o el muro de tus seguidores con un bombardeo de ofertas, publicidad burda y autobombo es el camino directo hacia el fracaso, pues será interpretado con toda seguridad como un ataque de spam indiscriminado que acabará repercutiendo y mucho sobre la reputación de tu marca en la red.

Las redes son una oportunidad para cambiar hábitos enquistados en la empresa. La transparencia, la apertura, el diálogo, la participación son hoy más valorados que nunca gracias a estas herramientas y es, por tanto, el momento perfecto para cambiar el chip.

Interacción y contenido trabajado


Por tanto, primero hay que tener en cuenta ese cambio de filosofía, esa eliminación de las atalayas y la introducción de la bidireccionalidad. Ya no vale sólo con hablar para que el que está al otro lado de la televisión, el ordenador o la radio escuche sin rechistar. Ahora hay que buscar el diálogo, hay que abrir las puertas y las ventanas de la empresa para que los usuarios se sientan partícipes, escuchados, para que formen parte del día a día de la compañía.

Respecto al contenido, es evidente que las redes sociales son una vía ideal para el marketing de la empresa, para dar a conocer productos y servicios. Pero los usuarios quieren sutileza, no quieren los tradicionales y burdos métodos para vender. Es por eso que se valora mucho más el contenido de calidad, la interacción, la promoción de productos basada en la participación de los seguidores…

Las redes son un instrumento magnífico, pero para el que las empresas deben estar preparadas. Implican un cambio de mentalidad que aún muchas no han puesto en práctica. Cuanto antes lo hagan, mucho mejor.

En Pymes y Autónomos | ¿Utilizar las redes sociales? Sí, pero con objetivos y un plan, Acumular seguidores de tu marca en redes, ¿para qué?, Gracias por el spam de tu negocio, pero no me interesa
Imagen | Freezelight

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario