Compartir
Publicidad

El negocio de los automóviles sigue sin ver la luz al final del túnel

El negocio de los automóviles sigue sin ver la luz al final del túnel
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Desde hace décadas las ventas de automóviles han sido un indicador muy representativo del nivel de consumo y de renta de una economía, de tal manera que si estas se incrementaban era síntoma de que su economía atravesaba por un buen momento, y si sus ventas se reducen, es porque la economía se está enfriando.

En los últimos dos años y medio, con el agotamiento de las ayudas públicas a la compra de automóviles, que han mantenido artificialmente los datos positivos durante algún tiempo, hemos asistido a la realidad del sector, la del obligado ajuste al que le ha obligado la crisis económica.

Según nos indica el diario Expansión, las ventas del pasado mes de octubre ascendieron a 57.278 unidades, lo que supone una caída del 6,7% respecto al mismo mes del año pasado, retrocediendo a niveles del año 1993. Estas cifras, además de ser muy indicativas, del impulso consumidor de la economía española, nos muestran una idea de la oferta de crédito y de la demanda solvente del mismo.

Previsiblemente, en los próximos meses no se producirán grandes variaciones, puesto que la actual coyuntura se seguirá cebando con los sectores más sensibles de la economía, y sobre todo con los negocios más sensibles al ‘bolsillo’ del consumidor, en especial la compra-venta de vehículos y el sector del gran consumo. ¿Está siendo injusta la crisis con estos sectores, o más bien han vuelto a la situación natural que les pertenece?

En Pymes y Autónomos | Si tus ventas caen rencorta gastos
Imagen | jlmaral

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad