Sigue a Pymesyautonomos

suenos.jpg

Una web argentina de turismo pone las noches al 50% de su precio inicial el primer día y después aplica sucesivas bajadas de precio hasta que alguien lo compra. Ver caer el precio del alojamiento todos los días es el sueño de muchos viajeros y esa web nació para cumplirlo. Empezó hace seis meses pero ya emplea a 14 personas y facturará 1,2 millones de dólares este año. ¿Genial? ¿Brillante? ¿Un pájaro? ¿Un avión? No, sencillamente es dreamketing.

El dreamketing (mezcla de dream y marketing o sueño y mercadotecnia) utiliza el conocimiento de la psicología de los personas para conectar con los sueños de los clientes.

Y es que según los expertos, el 95% de las razones por las que una persona compra “están afectadas por el subconsciente”. El propósito del dreamketing es posicionar el negocio en el mercado de tal forma que los clientes potenciales “sueñen” con un producto o servicio y lo deseen, así que cuando los clientes estén dispuestos para actuar, allí estará la empresa para convertir esos sueños en realidad.

La clave está en conectar con los sueños de tus clientes y convertirlos en realidad. No se trata de satisfacer la necesidad de los clientes sino de llevarlos a vivir una experiencia, un deseo, hacerles de su sueño, una realidad.

Para Gian Luigi Buitoni, ex presidente de Ferrari Norteamérica y creador del concepto del dreamketing, lo que mueve a los hombres es el anhelo por alcanzar sus sueños, no en vano la humanidad bajó del árbol hace millones de años para convertirse en la especie dominante del planeta. Si puede imaginarse, puede hacerse. Ferrari vende el sueño de ir rápido (no sólo de transportarse de un lugar a otro), Walt Disney capitaliza los sueños de los niños, Hollywood nos convierte en los protagonistas de una comedia, un drama o una película de acción, etc. Y es que aunque la naturaleza de los sueños es diversa, todos ellos encajan en tres categorías:

  • El reconocimiento social.
  • La libertad.
  • El heroísmo.

A pesar de que estos sueños persisten a través del tiempo, lo que cambia son los productos que los motivan. Un ejemplo enmarcado dentro del sueño de la libertad sobreponiéndonos a nuestras limitaciones físicas es el coche o una nave espacial de igual forma que un día lo fueron o lo son el caballo, el barco o el tren. El coche nos ha permitido movernos mucho mas rápido y hemos acabado por ir a la Luna de igual forma que algún día iremos a otros planetas.

Imagen | astrologiaascendente

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario