Compartir
Publicidad

Días comerciales

Días comerciales
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Como es bien conocido no soy creyente ni precisamente amante de las religiones, pero la navidad me encanta. Del mismo modo que me encantan los días que algunos les llaman comerciales (como pueden ser San Valentín, el día del libro, el día del padre, de la madre y muchos más) que a mi, personalmente me apasionan.

Muchos les llaman a estos días despectivamente días comerciales, y yo respondo, sí, son días comerciales, ¿y qué? Si precisamente eso es lo que nos gusta a mí y a muchos. De la navidad no me gusta lo que significa, ni tan siquiera lo se ni lo quiero saber en profundidad, me gusta consumir, comprar, la locura de las tiendas y las luces de navidad.

Lo mismo sucede con días como los de San Valentín, padre, madre, libro o demás días como he dicho. Lo que me gusta de esos días no es lo que representan, es la experiencia que se vive esos días. No nos engañemos, de nada nos servirá el día de San Valentín si el resto del año no demostramos el amor a nuestra pareja, como de nada nos servirá demostrar amor filial si solo lo hacemos una vez al año, o si solo compramos un libro al año, obviamente que no, pero ese día vivimos algo especial.

Y ese algo especial también beneficia a las tiendas, a los comercios, a los centros comerciales, a las calles de nuestros pueblos y ciudades, ¿y qué hay de malo en ello? Nada. Unos lo celebrarán por religión, otros por tradición, otros porque les gusta el día en sí y otros porque nos gustan las compras y las luces de colores, y en ninguno de esos motivos hay nada de malo, todos ellos tienen su motivo, ¡Feliz San Valentín!

En Pymes y autónomos | Ambiente navideño para ayudar a vender más Imagen | esparta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos