Compartir
Publicidad

Demasiado buenos para triunfar

Demasiado buenos para triunfar
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

¿El sistema de video Betamax?, ¿el LaserDisc?, ¿el MiniDisc? Cuantos y cuantos sistemas que parecían que se iban a comer el mundo y que finalmente terminaron el cajón del olvido y de los recuerdos. Y lo más curioso de todo, incluso en muchos casos (no en todos), siendo técnicamente superiores a los que finalmente se impusieron, ¿cuál es el motivo de que eso suceda?

Obviamente no existe un único motivo, pero me vienen a la mente unos que bien pueden ser los principales: unas campañas publicitarías de los otros sistemas que lo acaban convirtiendo en el preferido dado el mayor músculo financiero y de promoción de quien lo promueve, un uso más simple, fácil y compatible a pesar de que igual no sea tan excelso técnicamente como su competidor, y el no ser entendido en su momento histórico concreto.

Y son precisamente el conjunto de esos tres factores, los que a mi entender influyen decisivamente en que un sistema o un aparato que a priori lo tenia todo para triunfar acabe sucumbiendo ante los azotes de su competencia.

Destacar que de los tres factores que he mencionado, probablemente me quedo con los dos últimos como factores más determinantes. Pues entiendo que si bien la capacidad de promover y anunciar el producto es importante, no lo es tanto como que el producto sea simple, fácil y compatible, o ni mucho menos lo es tanto como que el producto sea entendido y resulte útil para los usuarios.

En Pymes y autónomos | Lanzando nuevos productos en un nuevo mundo Imagen | markhillary

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos