Compartir
Publicidad

Cuatro de cada diez euros gastados en e-commerce en España se van fuera

Cuatro de cada diez euros gastados en e-commerce en España se van fuera
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La curva de los ingresos del comercio electrónico en España ha tenido una tendencia ascendente ininterrumpida desde hace años. Se puede pensar que una parte fundamental de ese volumen de negocio se queda en el país, pero nada más lejos de la realidad. En el último trimestre del pasado año, cuatro de cada diez euros gastados por los españoles en compras a través de la red fueron a parar a marcas y empresas en el extranjero. El saldo neto de volumen de negocio, comparando lo que desde el exterior gastan en webs españolas con lo que los españoles compramos fuera, fue negativo: un déficit de 833 millones de euros.

Las últimas cifras hechas públicas por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) vuelven a plantear un crecimiento sostenido en el último año del comercio electrónico en España, aunque con una leve desaceleración en el último trimestre respecto al anterior. Aún así, fueron 2.650 millones de euros los que conformaron el volumen de negocio, representando un 10,6% más. Ese incremento ha tenido una tendencia a la baja desde mediados de 2011, a lo que se puede achacar dos factores: el mayor desgaste del consumo y la menor capacidad para crecer tan rápido.

En este caso se suele analizar las ramas de actividad con mayor volumen de negocio. Sin embargo, es significativo poner la vista en los sectores con mayor porcentaje de transacciones. Los discos, libros, periódicos; el marketing directo, y las agencias de viajes copan los tres primeros puestos en este orden. Entre estos tres grupos suman casi una cuarta parte del mercado.

En cuanto a la procedencia y el destino de ese gasto en comercio electrónico, es justo destacar el importante peso que siguen teniendo las ventas realizadas por españoles en tiendas online exteriores, frente a las que consumidores extranjeros hacen en las compañías de nuestro país. Así, el reparto es el siguiente en el último trimestre del pasado año:

  • Un 42,9% de las transacciones se hicieron dentro de España
  • Un 44,2% se hicieron desde España con el exterior
  • Un 12,9% desde el exterior con España.

Esos resultados generan un saldo negativo que ascendió a 833,2 millones de euros en ese periodo. Una cifra que ha ido in crescendo en ese año 2012, pasando de los 681 millones del primer trimestre a esa cantidad, lo que supone un incremento del 18,2%. Habrá que estar atentos a cómo evoluciona en los próximos meses.

Vía | CMT En Pymes y Autónomos | Relacionar a la pyme con el gran crecimiento del comercio electrónico... ¿Una trampa?, Escalada del e-commerce en España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos