Compartir
Publicidad

Bonito, pero útil y cómodo

Bonito, pero útil y cómodo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Cuando vamos adquirir un producto físico, pero también cuando adquirimos aplicaciones, programas o demás para nuestro ordenador personal o para nuestro smartphone, móvil o gadget que se preste, tiene que ser atractivo a la vista, bonito y que nos atraiga, pero sobre todo tiene que ser útil y cómodo.

Un producto, el que sea para que triunfe en el mercado tiene que reunir muchos requisitos, pero básicamente tiene que cumplir dos: que sea útil para la función que pretende desempeñar y que esa utilidad este demandada por la sociedad, y que sea cómodo, cuanto más cómodo mejor. Por tanto, cuanto más fácil de usar, mejor, es decir, que sea útil y usable.

Y es que de nada nos servirá por ejemplo habernos comprado una tableta último modelo si para nosotros no tiene ninguna utilidad. Es decir, por ejemplo una persona con deficiencias visuales, ¿de qué le va a servir comprarse una tableta al uso de no estar esta adaptada? De nada, en todo caso deberá comprarse una tableta que le sea útil y adecuada a sus necesidades.

Y caso aparte es el de la usabilidad o facilidad y comodidad de uso. Podemos tener un producto que nos sea realmente útil e interesante por las funciones que nos realiza, pero si saberlo manejar, si hacerlo funcionar nos es altamente difícil, puede aportarnos más problemas que soluciones, y es precisamente ahí donde esta la clave, la clave está en que al contrario el producto nos aporte soluciones a los problemas.

En Pymes y autónomos | Descuidando la usabilidad Imagen | Victor_Perez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos