Sigue a

Precios

Vendamos un producto u ofrezcamos un servicio, de buen seguro que en la mayoría de los casos y con el paso del tiempo todos nos vemos obligados a revisar aquellos precios que ahora se han quedado obsoletos y que conviene actualizar, y en estas situaciones uno se plantea: ¿qué es mejor? ¿subir precios o mantenerlos e intentar reducir prestaciones si es posible?

A mi entender no hay una única solución. Del mismo modo y a mi entender, ninguna de las múltiples soluciones que se pueden dar es buena o mala por sí misma. Pues dependerá de cada servicio, de cada producto y de cada caso particular seguir una política de subida de precios, o por el contrario, intentar mantenerlos pero a costa de reducir entonces calidad o prestaciones.

Ahora bien, dicho lo anterior, decir que si bien entiendo que no existe una sola respuesta válida al respecto, si que debo decir que mi opinión al respecto, es que soy más partidario de subir precios que no de mermar la calidad.

Y ¿cuál es el motivo por lo que digo lo anterior? Mi razonamiento es bien simple: por una parte mantener los precios eternamente nos será imposible, del mismo modo que nos sería imposible ir devaluando el producto o servicio cada vez más para no subir precios. Y por otra, entiendo que al cliente que realmente nuestro servicio o producto le interesa y aporta valor, estará dispuesto a pagar lo que vale o lo que le pedimos, y es que de no ser así, puede que nos sea más rentable no venderle.

En Pymes y autónomos | Como subir tus precios en tiempos de crisis
Imagen | Ruurmo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario