¿Prefiero ganar mucho dinero o ser feliz en mi trabajo? El caso de Cristiano Ronaldo

Sigue a Pymesyautonomos

Cristiano Ronaldo en Zona Mixta from 7garrafuerzaycorazon on Youtube.

Cristiano Ronaldo es uno de los mejores jugadores del mundo. Es joven, guapo y rico y quizá por eso hay mucha gente que le envidia. Sin embargo, después de sus declaraciones en zona mixta después del partido Real Madrid – Granada del pasado domingo ahora todo el mundo sabe que no es feliz.

Pero estas declaraciones no solo sirven para el mundo deportivo, ya que toda empresa tiene que lidiar con este tipo de problemas en su actividad diaria, sobre todo con sus empleados más eficientes. Conseguir atar en corto a tus mejores trabajadores quizá no pase por proporcionarles el mejor sueldo. Tendremos que ponernos en su lugar y hacernos la pregunta : ¿prefiero ganar mucho dinero o ser feliz en el trabajo?

Y es que en muchos casos la motivación no tiene nada que ver con el dinero, algo que en el caso de CR7 se hace más que evidente. Los efectos de la subida de salario solo tienen un efecto motivacional de tres meses y, según un estudio de la Universidad de Princeton, a partir de 75.000 una subida salarial no tiene mayores consecuencias en términos de felicidad, estrés, disfrute o frustración.

Parece evidente que el jugador (o el empleado en caso de una empresa privada) ha de buscar otras ambiciones más allá del sueldo.
Hay que tener en cuenta que las ocupaciones que producen más satisfacción son las que implican un mayor grado de realización personal, y que se basan en actividades que generan un alto valor añadido. El problema es que la ambición no siempre es productiva.

Y es aquí donde la empresa tiene que intervenir. Una autoestima desmedida favorece la fantasía ridícula de que los demás no lo van a hacer igual de bien que nosotros y la empresa tiene que evitar las situaciones que dependan de una sola persona, lo que puede volverse en contra de la compañía. En este sentido, parece que Cristiano se encuentra más cómodo en este tipo de situaciones, pero el equipo se resiente.

En este sentido, la empresa debe trabajar para tratar de fidelizar a los empleados más valiosos, creando el clima laboral propicio para ello y haciéndoles entender que su relación no es meramente laboral, y eso no pasa siempre por un mayor salario.

En Pymes y Autónomos | Afrontar que no hay nadie imprescindible y no intentar cambiarlo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios