Compartir
Publicidad

Por qué la subida de sueldo no es suficiente para aumentar la motivación

Por qué la subida de sueldo no es suficiente para aumentar la motivación
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

En esta época de congelación salarial, son muchos los empleados que han de trabajar más que hace tan solo unos años por la misma remuneración, sintiéndose poco recompensados por su experiencia creciente y su mayor esfuerzo. Al mismo tiempo, la mayoría de ellos cree que su motivación podría aumentar con una subida salarial, cayendo en un gran error, porque como les contaré en estas líneas, el aumento de la motivación tras una subida de sueldo es limitado y acaba diluyéndose en el tiempo. 

¿Por qué el incremento de la motivación no es eficaz para aumentar la motivación a largo plazo? Vamos a verlo con la siguiente reflexión. Cuando se nos comunica que nuestra retribución va a incrementarse en un suculento porcentaje somos sujeto de un ‘subidón’ de adrenalina, con un gran impulso para trabajar más y mejor, e incluso en disposición para asumir nuevas funciones y/o responsabilidades. Claro está que este incremento de renta nos permitirá mejorar nuestro nivel de vida, que sin lugar a dudas consolidaremos en el tiempo, retornando al nodo precedente pasado un tiempo.

Por tanto, una subida del salario se muestra ineficaz para el aumento de la motivación por una razón del comportamiento humano, la de normalizar las mejoras y los nuevos estados de situación. Necesitando de otras decisiones, herramientas y ‘premios’ para conseguir que la atención de nuestros trabajadores se mantenga a un alto nivel, incorporando ingredientes como la movilidad funcional, la diversidad de proyectos y el ascenso (aunque en muchos tiene aparejado un incremento salarial).

En conclusión, si como gestor de empresa este año tiene que decidir en una situación de este tipo, lo más razonable es acompañar a la subida de sueldo de otro tipo de complementos, siendo muchas de las veces más eficaz esto segundo que lo primero. ¿En qué proporción? Pues esta es una cuestión muy subjetiva, pues depende de las posibilidades de la empresa, de las vacantes existentes o de la capacidad financiera para aumentar las retribuciones. Debiendo decidir el gestor en base a las ‘armas’ que posee, y pensando en qué le motivará más al trabajador mañana en lugar de qué es lo que este desea hoy.

En Pymes y Autónomos | Diseñar trabajos que aumenten la motivación
Imagen | oficina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos