Compartir
Publicidad

Molesto con un compañero, primero, mírate al espejo

Molesto con un compañero, primero, mírate al espejo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

A veces se trabaja con alguien con quien simplemente no te gusta o te resulta incómodo hacerlo porque aprecias grandes diferencias que te impiden cultivar la empatía.

Tal vez tu colega está en permanente desacuerdo contigo o es arrogante en su trato de manera injustificada.

Antes de empezar a señalar con el dedo, debes echarte un vistazo en el espejo. Considera cómo podrías estar contribuyendo al problema, y tratar de evaluar de manera objetiva lo que has podido hacer para escalar el problema.

Cuando esto ocurre siempre es útil pedir a un compañero de nuestra máxima confianza su perspectiva.

El objetivo es poner a prueba tu hipótesis, ya que puedes pensar que es culpa de la otra persona, cuando realmente no lo es y simplemente es una reacción negativa intrínseca.

Es decir, un mecanismo de autodefensa que ejecutamos porque la relación con esa persona nos inspira acontecimientos del pasado como una relación anterior desagradable o, simplemente, es que veamos a nuestro amenazado nuestro status quo.

Si somos capaces de entender qué está provocando la situación, más opciones de cómo hacerle frente y poder solventarla satisfactoriamente.

Imagen | RyanMcGuire En Pymes y Autónomos | Cómo superar conflictos con tus compañeros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos