Los diez mandamientos de una buena organización

Sigue a

mandamientos

Existen algunos principios que deben prevalecer en una organización para asegurar su correcto funcionamiento. Estudiando las opiniones de expertos como Steuart Henderson y otros analistas empresariales os traigo 10 factores esenciales que debemos tener en especial consideración para que una sociedad sea eficiente.

Algunos son especialmente lógicos pero no viene mal repasar los puntos relevantes a cuidar para comprobar en qué aspectos fallamos en mayor o menor medida y en cuales pecamos abiertamente. Nuestra penitencia y nuestro regalo llegará en forma de resultados según actuemos.

  • Se definirán con claridad los deberes y responsabilidades de cada miembro encargándonos de que todos conozcan su papel. Las funciones deben estar establecida en un organigrama junto al cual planificaremos un sistemas de comunicación eficiente y organizado.
  • Los deberes y las responsabilidades impulsarán la definición de la autoridad y el liderazgo conferido en la organización.
  • Se establecerán unos objetivos y nos preocuparemos porque sean entendidos por todos.
  • Lucharemos contra la duplicidad de tareas, así como contra el solapamiento y el conflicto entre funciones.
  • La dirección tendrá una función eminentemente estratégica, delegando funciones y liberándose de tareas secundarias.
  • El número de subordinados por responsable, en caso de haberlos, se determinará en función de la complejidad de la tarea pero se intentará que sea suficiente y no excesivo. Su función principal será la coordinación y potenciación de las fuerzas de cohesión y avance así como de la consecución de los objetivos.
  • Las funciones relacionadas se agruparán y las que no, se separarán. Los grupos de trabajo deben ser las unidades básicas de la empresa.
  • Procuraremos un diseño organizacional lo más sencillo posible según los objetivos y tareas existentes.
  • Seguiremos un procedimiento similar para actividades o tareas parecidas. Trataremos de mejorarlos de forma continua.
  • En las relaciones lineales (no de estructura vertical) nadie debería depender de más de una persona para llevar a cabo su trabajo.

Son solo algunos puntos importantes a los que por supuesto podemos añadir nuestra experiencia propia referente a nuestra organización y al sector de actividad pero que podrían crear una buena columna vertebral para un proyecto empresarial básico.

En Pymes y Autónomos | Liderazgo y las fuentes de autoridad, El concepto de organización para nuestra pyme (I), El rumbo del clima laboral
Imagen | Germán R. Udiz

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios