Sigue a

3004

La ley del 80/20 es una regla determinada por Pareto basada en observaciones empíricas de la sociedad italiana de la época. Pareto se apreció que el 20% de la población poseía el 80% de las riquezas, y comenzó a extrapolar esta relación a otros ámbitos: el 20% de las empresas generan el 80% de los beneficios, el 20% de los trabajadores generan el 80% del trabajo, etc.

En la actualidad la ley de Pareto cuenta multitud de aplilcaciones en entornos tan dispares como pueden ser la informática, el control de calidad, marketing, investigación, recursos humanos y muchos otros campos, con la finalidad de mejorar la eficiencia, basándose en el principio que el 20% de los esfuerzos generan el 80% de los resultados.

De este modo se pueden generar multitud de binomios a los que maximizar la eficiencia: esfuerzo-resultados; empleados-trabajo, publicidad-clientes, etc. La dificultad que implica la aplicación de la ley de Pareto, es determinar cual es el grupo de individuos, procesos o elementos que componen ese 20%.

Esto qué significa, simplemente que si no es posible determinar dónde se ubica este porcentaje, la aplicación de la ley de Pareto es nula. Afortundamente existen unas técnicas que ayudan al proceso de discriminación 20-80 y por tanto posibilitan la aplicación de la ley de Pareto, por ejemplo, a la gestión empresarial.

Así, por ejemplo, una de estas técnicas de las que disponen los empresarios consiste en la aplicación de los conocimientos prácticos del mundo económico para aumentar el rendimiento de su empresa. No hay que obviar que el objetivo de la ley de Pareto es aumentar la eficiencia y disminuir el trabajo, por lo que cualquier empresario con un poco de observación de la realidad de su negocio podrá determinar la relación 20-80.

De este modo, aplicando la ley a los clientes, se puede establecer basándose en la experiencia el 20% de los clientes que generan el 80% de los ingresos. La metodología es simple, analizar la cuenta de pedidos. Igualmente se puede determinar los clientes con riesgo de morosidad, en este caso se identificaría el 20% de clientes que generan el 80% de los problemas para la empresa.

Imagen | ojkelly
En Pymes y Autónomos | Management

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios