Compartir
Publicidad

¿La pasión hace el negocio o el negocio hace la pasión?

¿La pasión hace el negocio o el negocio hace la pasión?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

¿Nos enamoramos de lo que hacemos o hacemos las cosas porque estamos enamorados de ellas? Sin duda lo ideal en el mundo de los negocios es la segunda opción, combinado con saber enamorarnos de aquello que hacemos pero que a priori no nos enamora. Así, hablar de si el negocio hace la pasión o la pasión hace el negocio, es en realidad hablar de un dilema que no tiene una única solución.

Por supuesto, que puestos a elegir, si pretendemos desarrollar un negocio, si pretendemos tirar adelante cualquier proyecto empresarial o profesional, lo ideal es que lo que tiremos adelante nos enamore, y que a partir de eso que nos enamora hagamos el negocio.

Pero ¿qué sucede cuando no sucede lo anterior?, ¿qué sucede cuando por cualquier motivo se nos presenta la oportunidad o vemos la opción de desarrollar un negocio o un proyecto que en principio no nos atraía o no entraba en nuestros planes? Depende.

A priori, la opinión más pura debería decir que mejor no hacerlo, que tirar adelante algo que no nos gusta sólo nos llevará a la frustración y a no hacerlo bien. Y obviamente ello es así si es un sector concreto que detestamos o que particularmente nos genera rechazo. Ahora bien, en caso de no ser así, en caso de simplemente no encontrarle un atractivo, bien haremos intentarlo mirar con otros ojos, ser pragmáticos, y buscar el amor. De buen seguro que si funciona, los billetitos que llenarán nuestra cartera harán que el amor por esa actividad reluzca por si solo.

En Pymesy autónomos | La mirada de un niño, la ilusión en nuestros negocios Imagen | anieto2k

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos