Compartir
Publicidad

La motivación y el rendimiento dentro de la organización

La motivación y el rendimiento dentro de la organización
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Todo esfuerzo humano se realiza con la expectativa de obtener un cierto éxito. Esta expectativa es la precepción que tiene el individuo de la dificultad que supone dicho esfuerzo y de la probabilidad de alcanzar el objetivo propuesto. La expectativa es el nexo de unión entre el esfuerzo y en rendimiento y es lo que motiva al individuo.

El sujeto confía en que alcanzar el objetivo suponga determinadas consecuencias positivas para él. Esas consecuencias pueden ser externas (materiales, reconocimiento social, etc.) o internas (autoestima, aprendizaje, experiencia, ...). Las consecuencias suponen para el individuo un atractivo cuyo valor es diferente en función de la personalidad del mismo, puede haber personas que valoren más los beneficios económicos, otros el poder o la satisfacción personal.

La motivación de una persona para realizar determinadas acciones o tareas es mayor cuanto mayor sea el producto de sus expectativas y siempre teniendo en cuenta que, ante esa situación, la persona se planteará si será capaz de lograrlo, qué conseguirá si lo logra y si merece la pena el esfuerzo y la recompensa. Además, la relación entre esfuerzo y recompensa depende de otros dos factores, la habilidad de la persona para realizar la tarea y las obligaciones del puesto que ocupa dentro de la organización y las responsabilidades del mismo.

El atractivo de las consecuencias también depende de lo que el individuo considera justo, el grado de motivación será mayor en tanto la relación esfuerzo recompensa sea más equitativo.

A la hora de buscar la mayor implicación y la motivación de las personas dentro de la organización, es esencial definir las tareas de cada uno de los miembros y los inventivos que alcanzar los objetivos reportará a cada uno, siempre teniendo en cuenta las expectativas de cada uno de ellos y sus prioridades.

Para ello se hace necesario un buen análisis de puestos y de las condiciones que se requieren en cada uno de ellos y cuadrarlos con las aptitudes y características personales de los miembros de la organización.

En Pymes y Autónomos | Motivar a la plantilla: Misión Imposible Imagen | Playadura*

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos