Inglés adaptado para toda Europa

Sigue a

hablar ingés


Hemos escuchado mil veces “la asignatura pendiente del español es hablar inglés”. Sin dejar a un lado que una generación (o varias) tuvieron que aprender francés porque no había otra alternativa, o que en todos los colegios públicos no ha habido siempre profesorado experto en dicho idioma, lo cierto es que dominar la lengua de Willian Shakespeare es el privilegio y el trabajo, ojo, de una parte minoritaria de este país. Al menos hablarlo a la perfección.

Desde las universidades catalanas han dado un paso adelante, creando un certificado de acreditación del inglés adaptado a Europa.El Certificado de Lenguas de las Universidades Catalanas tiene como objetivo que los estudiantes universitarios puedan acreditar a nivel europeo su conocimiento de inglés. Así, las personas interesadas podrán solicitar un examen para obtener su certificado de idiomas de los niveles B1, B2.1 y B2.

Esta acción viene de la mano de la Generalitat de Catalunya y de otras doce universidades públicas, el objetivo es acreditar a nivel europeo el conocimiento del idioma por parte de estudiantes universitarios, personal PAS de los centros y PDI de todas las universidades. También pueden acceder los mayores de dieciocho años que necesiten acreditar su nivel de dicho idioma.

¿Mi opinión? Me parece perfecto. Lo que ya no me resulta tan bonito es lo complicado que puede llegar a ser estudiar inglés. Y me explico: en las Escuelas Oficiales de Idiomas es tan difícil entrar como que te toque la lotería. Largas colas, números, espera, y después que te toque el premio de estudiar el idioma elegido, porque si no es así puedes acabar estudiando otro que puede ser bonito pero no práctico.

Por otro lado, están los cursos que ofrecen las universidades públicas (y hablo con conocimiento de causa) su precio no es que sea elevado, es lo siguiente. Pero como en estos tiempos que corren no debe haber espacio para la queja, siempre nos quedarán los cursos gratuitos que encontramos por Internet, comprar varios libros y practicar por nuestra cuenta.

Acudir a reuniones de personas que dominan el idioma e intentar aprender algo. Acostumbrar el oído. Ver películas en versión original o subtituladas. Pedir a algún amigo que controle el idioma que nos hable en él, que sea nuestro profesor de manera altruista. En fin, echar mano de la creatividad que no cuesta dinero.

Dominar el inglés no es un capricho. A día de hoy en cualquier oferta de trabajo que se precie: desde un puesto para camarero hasta para una recepcionista, el inglés es más que necesario. Y si os acercáis a la zona de Levante, preparaos para hablar ruso, chino, alemán y muchos más idiomas. En mi caso tuve que aprender valenciano, el cual respeto pero creo que en Alemania no lo hablan, es más ni siquiera saben qué es. Pero eso es otra cuestión de tradiciones y cultura local.

En Pymes y Autónomos|Motívate para hablar inglés,Traductor traidor

Imagen|JCassiano

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios