¿Es alcanzable la barrera del expertise?

Sigue a

balance.jpg

Cuando en la empresa u organización en la que colaboramos apreciamos que se necesita cubrir una determinada posición profesional específica, es muy frecuente escuchar que es necesario que el candidato o candidata idóneo/a ha de contar con habilidades de gestión, con conocimientos técnicos, otras aptitudes, y sobre todo, ‘expertise’.

Sobre esta última cuestión a veces me planteo qué significa en la realidad, y además, si es alcanzable por un profesional que venga desde fuera de la empresa. En esencia, el expertise es un conglomerado de conocimientos y habilidades en dos ámbitos distintos y a la vez complementarios:

1) Conocimiento de las herramientas, plazos y procesos: lo que requiere un conocimiento cercano de la entidad, de su configuración, de su historia, de los acontecimientos más relevantes, de los distintos plazos de ejecución de las tareas a realizar, y sobre cuáles son los responsables e interlocutores en cada acción y cada plan

2) Habilidades sociales internas: lo que viene a ser la capacidad de relacionarse con los distintos responsables departamentales en un ambiente cordial, alcanzando el objetivo dispuesto en cada momento, con la habilidad de llegar a cada interlocutor de una manera sencilla y eficaz

Puestos a evaluar estas dos grandes ‘patas’ del expertise, tenemos que decir que la primera lleva su proceso de aprendizaje, pero se trata de tiempo solamente, y es alcanzable por cualquier profesional con un determinado nivel de exigencia. Pero respecto a lo segundo, tendremos que lidiar con nuestras aptitudes profesionales, y no solo eso, sino que una vez que contamos con esta capacidad (que no tenemos por qué nacer con ella), tal vez nos encontremos con una barrera difícil de saltar, encarnada en algunos profesionales que llevan mucho tiempo en la organización y que no tienen incentivos a abrir su núcleo.

Ignoro si han notado esta cuestión en su círculo profesional, pero por desgracia, al calor del deterioro del mercado de trabajo, dificultan o al menos limitan las aspiraciones de los candidatos más vivos o implicados a la hora de hacer carrera para acceder a un determinado puesto de responsabilidad.

En Pymes y Autónomos | Hay que ser buen comercial (aunque nos pese)

Imagen | management

 

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario