Compartir
Publicidad

El otro lado de la barrera del desempleo, cuando un empresario tiene que despedir

El otro lado de la barrera del desempleo, cuando un empresario tiene que despedir
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

 

Cuando escuchamos en los medios la gran destrucción de empleo que sufre la economía nacional y el elevado número de desempleados, normalmente nos ponemos en la piel de los trabajadores, sintiendo incluso 'lástima' porque son muchos los que tendrán que ponerse las pilas para encontrar otro empleo, si lo encuentran, y por el cambio socioeconómico que experimentarán.

Pero, aunque son estos los principales afectados de tan desgraciado fenómeno, rara vez se piensa en el 'calvario' que atraviesan muchos empresarios que por más que se ponen a echar números, se ven obligados a reducir el tamaño de su empresa, y seguir luchando con menos brazos para remar.

Esta situación es muy compleja y muy desagradable para los empleadores, ya que a su vez retroalimenta el proceso, porque si las empresas disponen de menos recursos para producir, obviamente su producción y su capacidad para competir serán menores. Además de lo anterior, la pérdida de un trabajador supone una importante pérdida de capital humano, puesto que tras años de formación y experiencia, y una vez que la maquinaria está engrasada y funcionado en perfectas condiciones, nos tenemos que desprender de ella de manera forzosa. 

Por tanto, ante este tipo de situaciones, los empresarios somos los que menos incentivos tenemos a la hora de despedir, y aunque las pérdidas de trabajadores y empleadores no sean comparables, la destrucción de empleo es un fenómeno que enturbia a la economía en su conjunto

En Pymes y Autónomos | Ser impulsivo con los subordinados va en contra de la eficiencia Imagen | kozumel

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos