Síguenos

3061926323_b20cb12ea6_z.jpg

Hoy ha salido una noticia respecto a que un ayuntamiento ahorra más de 10.000 euros sólo dando de baja las lineas telefónicas que no usa, estas líneas eran de cabinas que no se usaban, de teléfonos escondidos en edificios oficiales o líneas a las que se conectaban aparatos que no funcionaban. Esto nos demuestra que el control es la base de una gestión eficiente.

A la hora de tener que ajustar la economía de nuestro negocio debemos tener claro qué partidas son prescindibles, cuales no lo son y aquellas que pueden mejorarse. Es básico no tomar desiciones sin conocer si el ahorro derivado es suficiente o si prescindir de determinados elementos puede ser más perjucidial de lo que nos parece en primera instancia.

El descontrol de este Ayuntamiento sobre el gasto telefónico que tenía hasta ese momento era brutal pero a base de prescindir de esas líneas no útiles y de mejorar el precio de las lineas con las que se ha quedado el ahorro es evidente. Nunca debemos de llegar al extermo de gastar y no saber en qué o de que se dispare el consumo de determinados suministros y no vigilemos si eso es normal o hay “circunstancias extrañas” que debemos de erradicar.

La falta de control conduce al exceso pero también es el primer paso para tomar decisiones erróneas. ¿Cómo sabemos si ahorrar en determinadas partidas va a ser suficiente y eficiente? Si actuamos a ciegas nunca podremos prever los efectos de nuestras decisiones.

Y para ello es mejor tener todo “al día” y no esperar a situaciones límite para investigar donde y cuanto hay que cortar. La tesorería y el desarrollo de nuestro negocio irá mejor si sabemos que todo está es su sitio.

En Pymes y Autónomos | Lecciones de gestión empresarial sacadas de los políticos
Imagen | robinsonsmay

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario