Compartir
Publicidad

El caso Heineken: ¿vale todo en los procesos de selección?

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Estoy de acuerdo con que en los procesos de selección, de reclutamiento, hay que innovar, que hay mucha impostura, mucho formalismo vacio. Pero entre esa necesidad de cambio y el método Gronholm hay un abismo, que al menos yo no estoy dispuesto a validar. Algunos pensarán que la famosa obra de teatro es una exageración. Pues experiencias como el caso Heineken demuestran que no, y al menos para mi, que no vale todo en los procesos de selección.

Heineken buscaba cubrir una posición en su departamento de Eventos y Esponsorizaje. Para ello abrió un proceso de selección en el que grabó a los candidatos y les sometió a unas pruebas un tanto peculiares, intentando que se quitarán los corsés mentales. Pero también con el ánimo de usar dichas tomas para montar un video promocional narrando lo cool del asunto, lo guay que es trabajar en Heineken.

Pues entre nosotros a mi no me ha hecho ni pizca de gracia. Me da la sensación de que se ha manipulado a los candidatos, de que se ha hecho unas risas a costa de ellos, de que se ha convertido algo serio en un espectáculo de masas. No, no me resulta ético ni estético. Y es que creo que no vale todo, ni el fin justifica los medios.

Y otro tanto pienso de aquellos que publican falsas ofertas de empleo para formar kilométricas colas a las puertas de negocios que estan a punto de abrir, con el fin de conseguir unas lineas en el periódico local. O de los que ofrecen empleos por la compra de un piso, o participar en sorteos con tal fin, o...¿qué tipop de gestión profesional o empresarial revelan dichas prácticas?

En Pymes y Autónomos | Ofertas de trabajo falsas en Internet, Motivos por los que una empresa se oculta o se anuncia en un proceso de selección

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos