Compartir
Publicidad

Definir nuestra estructura de pagos

Definir nuestra estructura de pagos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Las posibilildades definir la estructura de nuestro circuito de pagos suelen ser más limitadas que en el caso de los cobros. Independientemente de que las condiciones de pago puedan ser objeto de negociación, en la mayoría de las ocasiones el plazo y la forma de pago suelen venir impuestas por los proveedores.

Como ya hemos explicado, el objetivo de nuestra política de gestión activa de tesorería es retrasar, en la medida de lo posible, el periodo de pago pero siempre teniendo en cuenta el control de costes y la carga administrativa de nuestra estructura y eligiendo el instrumento financiero apropiado para cada caso.

Al igual que sucede con el sistema de cobros, debemos procurarnos un sistema de pagos que sea administrativamente ágil y simple. Utilizar un sistema de pago donde la iniciativa parta de nosotros (pago en efectivo, talones, transferencias, etc.) nos puede permitir un retraso mayor, siempre teniendo en cuenta que no conviene comprometer la imagen de la empresa para evitar problemas con los propios proveedores.

En cuanto a los instrumentos financieros a utilizar desde el punto de vista de su coste, ya hemos hablado de la mayoría en el post anterior. En este caso debemos tener en cuenta la posibilidad de utilizar el confirming, entregando a una entidad bancaria la gestión y el control de nuestos pagos, con el coste correspondiente.

En el cash management la gestión de los impagados también es clave. En este caso somos nosotros los que incumplimos el acuerdo por lo que además de comprometer la imagen de la empresa, el proveedor puede imputarnos los gastos que se originen por no atender a ese pago. Debemos valorar la repercusión de esos gastos a la hora de plantearnos la búsqueda de un instrumento de financiación que solucione estos casos.

Recordemos que la gestión activa de nuestra tesorería pretende armonizar la política de cobros y pagos y que ambos forman parte de un circuito cerrado que se retroalimenta. No debemos plantearnos adelantar el cobro o retrasar el pago más de lo estrictamente necesario, ya que el principal objetivo es alcanzar el efectivo cero.

En Pymes y Autónomos | Cash Management Imagen | Andrés Rueda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos