Compartir
Publicidad

Cuatro lecciones empresariales extraídas de Telecinco

Cuatro lecciones empresariales extraídas de Telecinco
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Habéis leído bien el título. Incluso de una cadena que muchos podemos encuadrar dentro de la telebasura, hay lecciones que extraer. Podemos criticar la supuesta calidad de sus programas, pero el éxito de audiencia no es nada despreciable. Por ello, me he propuesto sacar al menos cuatro puntos empresariales a destacar, aunque reconozco que no siento especial predilección por el canal.

Las cifras del éxito se basan en gran parte al análisis del negocio en su raíz más básica, donde se ha ido creado una imagen sólida del “producto”. He estado meses antes de aventurarme a escribir este artículo y reconozco que en parte ha sido por culpa de la vergüenza ¿un blog de empresas hablando de Telecinco? Y hoy me he levantado pensando: ¿Por qué no?

Redefine tu mercado sin prejuicios

No creo que Telecinco busque ser visto por gente como Punset (aunque haya hecho anuncios de pan y consolas), sino que ha analizado el mercado español y ha encontrado una gran masa de consumidores cuyas necesidades no estaban suficientemente satisfechas por la televisión. Es decir, encontraron un caramelo.

Con esto, se han centrado en dicho perfil hasta el punto de abandonar otros conceptos clásicos ligados a la producción audiovisual, actuando sin prejuicios.

Que Belén Estéban se haya convertido en un mito televisivo puede ser visto desde muchas perspectivas… (la gran mayoría negativas desde mi humilde opinión) pero como producto parece satisfacer a su mercado a la perfección. Dejándose llevar por los convencionalismos nunca lo habrían logrado.

Dar lo que el mercado quiere consume

Hay que diferenciar dos conceptos muy distintos pues una cosa es hacer lo que el mercado considera como “bueno” y otra es hacer lo que la gente consume. Un negocio trata de monetizar la producción y en este aspecto Tele 5 le da muchas vueltas a otras cadenas de mayor calidad audiovisual.

Se han lanzado a por lo que la gente ve en realidad, sin más. Aunque todos gritemos que eso no es calidad, da dinero y pocas cosas pueden combatir eso. Los ingresos por publicidad derivados de la audiencia compensan con creces la producción de lo que muchos llamamos “basura”, pero que en realidad se convierte en oro desde el punto de vista empresarial.

En esta materia, Telecinco puede estar definiendo su calidad desde una perspectiva más empresarial de lo que nos gustaría aceptar. Todos buscamos rentabilizar nuestras inversiones y en este caso esto se traduce en audiencia y por tanto en ingresos publicitarios.

Crear el producto total

Si hay algo mejor que encontrar un buen producto es crear y sacar partido a sus subproductos. Es decir, si Gran Hermano es un bombazo, lo mejor es que además se puedan rentabilizar más minutos de parrilla con programas relacionados basados en el debate, etc… tanto es así, que el canal en sí mismo se convierte en un producto redondo.

Telecinco crea su propio producto y sus derivados. Crea el conflicto y lo estira, aprovechando todos los deshechos y rentabilizando al extremo todas las tramas.

Utiliza estrategias agresivas

Mucha gente queda atrapada algunos minutos en Telecinco por algo muy sencillo: el volumen y la pasión de los tertulianos. Aunque pueda resultar molesto, cuando una persona escucha a otra gritar o hablar en alto tendemos a pensar : “¿Qué pasa? ¿De qué hablarán?”.

No solo es curiosidad, sino que realmente parece que hablan de algo que debería importarnos. Si nos despistamos nos descubriremos intentando encontrar el aspecto polémico de la aparición del famosillo de turno. Ya quisieran muchos negocios poder atrapar así a los consumidores ¿verdad?

Por otro lado, las presentaciones de los entrevistados, vídeos, montajes, música… todo parece diseñado para convertir interesante los contenidos “vacíos” que nos proporcionan. Sin una buena definición del mercado, del producto y de la estrategia hablaríamos de un éxito mucho menor.

Pymes y Autónomos | Dar al mercado lo que quiere, Sin prejuicios a la hora de emprender, Las 5 preguntas que debemos responder sobre nuestro mercado objetivo
Imagen | Schmilblick

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos