Compartir
Publicidad

Comprar con cabeza y planificación para evitar despilfarros en la pyme

Comprar con cabeza y planificación para evitar despilfarros en la pyme
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ni dudar hasta la extenuación, ni tirarse a la piscina sin mirar si hay agua. En el tema de las compras, como en casi todos, debe haber un término medio en la pequeña y mediana empresa (PYME). La planificación previa para evitar despilfarros y la unión y cooperación con otras firmas para abaratar costes son dos vías importantes con las que acarrear un ahorro al final del año.

Hay ocasiones en las que en los inicios de un proyecto empresarial hay cierto ‘afán comprador’ por parte de sus promotores. Da la sensación de que es un signo de avance, de ‘poderío’ como firma y una prueba de que todo va bien. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. En los tiempos que corren (y también en los de bonanza), estudiar muy bien cada uno de los pasos en las adquisiciones de material, de productos y de servicios ha de ser básico para evitar deslices que puedan echar por tierra la poca liquidez de la que hoy disfrutan las empresas más pequeñas.

Una de las salidas es una planificación importante. Dividir por fases un proyecto y dotar a cada una de ellas de la ‘infraestructura’ necesaria es una medida interesante con la que priorizar y evitar comprar todo a la vez y de forma desordenada. Y, sobre todo, tener presente que la reducción de costes y la rentabilidad de las inversiones han de ser los pilares fundamentales que rijan cualquier movimiento de la empresa, especialmente en sus primeros pasos.

Si externalizar un servicio es un coste muy alto, que puede trastocar los planes, se debe trabajar para llevarlo a cabo desde dentro. Cuando son necesarias, por ejemplo, compras más o menos importantes a un mismo proveedor, las alianzas entre pequeñas compañías pueden reducir de forma considerable los costes e, incluso, mejorar las condiciones de pago.

En este punto no hay que descartar las asociaciones de pequeñas empresas para la constitución de una central de compras que sirva como aglutinador de todas las adquisiciones, reduciendo los costes y agilizando los procesos de compra en el día a día.

Todas las medidas son pocas para reducir costes en las compras y adquisiciones por parte de las pequeñas empresas. La planificación, la unión entre empresas y la creación de fases de desarrollo del proyecto para priorizar son tres medidas interesantes con las que evitar despilfarros innecesarios.

En Pymes y Autónomos | El caso de la central de compras de medicamentos se podría aplicar a las pequeñas empresas, La nube o cómo ahorrar costes tecnológicos en la empresa Imagen | Polycart

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos