¿Cómo gestionar la dependencia de proveedores?

Sigue a Pymesyautonomos

eg

En estas páginas hemos analizado muchas veces los riesgos que puede correr nuestra empresa cuando dependemos de muy pocos clientes, algo que hemos llegado a cuantificar de tal manera que se presenta un riesgo importante cuando nuestra facturación depende en un 25% o más de una sola contrapartida. Pero nunca hemos hablado de lo complementario, es decir, del riesgo que corremos como consecuencia de una dependencia excesiva de nuestros proveedores.

Entendiendo proveedores en sentido amplio: logística, telecomunicaciones, aprovisionamientos, etcétera. Como ustedes comprenderán una empresa que utilice diversos inputs dentro de su proceso de producción tiene que estudiar concienzudamente cuáles son los costes de aprovisionamiento en el mercado y contemplar un plan de contingencia para estos.

Es más hay casos en los que dichos aprovisionamientos no son estándares, sino que poco a poco nuestro proveedor ha ido añadiendo modificaciones (a nuestra petición o por cambios en los procesos) con el inconveniente de que los demás oferentes del bien o servicio dejan de poder servirnos un producto perfectamente sustitutivo, creándonos sin habernos dado cuenta una ‘dependencia de senda’.

Esta situación que muchas veces es irreversible, porque nos supone modificar parcial o totalmente nuestra maquinaria y/o procesos, se puede evitar. Y la manera en la que lo tenemos que hacer es ateniéndonos a inpunts estándares y mediante una conversación fluida con un conjunto de proveedores, de tal modo que a ninguno de estos le mostremos nuestra dependencia.

En Pymes y Autónomos | La diversificación de nuestra cartera de clientes como clave para la supervivencia
Imagen | huevos


Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario