¿Cómo evitar que nos invada el desánimo?

Síguenos

works

En estos tiempos de incertidumbre el desánimo se propaga con mayor facilidad que en cualquier otra época. Ante estas circunstancias lo más fácil es sucumbir a esta tendencia, pero se puede evitar, es más, nos conviene evitarlo.

Es cierto que difícilmente se pueden encontrar razones para hacer lo contrario, pero ¿cómo podemos afrontar esta situación sin que nos invada el desánimo? Pues bien, este objetivo puede lograrse con la confluencia de dos acciones, resumidamente estas son:

  • Abstracción y capacidad de ser objetivo: ya sea en la pausa del desayuno, en las comidas de trabajo o en los propios pasillos, cada vez abunda más las conversaciones sobre un entorno negativo. Que son muy envolventes y que pueden afectar gravemente a nuestro estado de ánimo, así como a nuestras expectativas. En este sentido resulta muy conveniente valorar los acontecimientos por el lado objetivo, y además, reforzar nuestra capacidad crítica con independencia de la fuente que se trate
  • Aprender de la situación en lugar de venirnos abajo: la crisis forman parte de los ciclos económicos, períodos en los que tenemos la oportunidad de aprender nuevos desenlaces, distintos a los que estábamos habituados tras un largo ciclo de bonanza. Por lo que podemos aprovecharla para reinventar nuestro negocio y pensar en las acciones a llevar a cabo para fortalecerlo en el futuro

En conclusión, la actitud negativa y permanecer desanimados nos quita mucho más de lo que no da, siendo mucho más interesante aprender de las señales para fortalecer nuestra madurez y conocimientos dentro de la organización.

En Pymes y Autónomos | Mantener la ilusión en tiempos difíciles
Imagen | works


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario