Compartir
Publicidad

Cómo cuidan a los empleados en Europa vs. España, del wellness a la prevención de riesgos

Cómo cuidan a los empleados en Europa vs. España, del wellness a la prevención de riesgos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hay algo que tenemos seguro es que vamos a tener que trabajar durante más años para poder cobrar una jubilación y, en muchos casos, incluso después de este momento se tendrá que trabajar para complementar ingresos. Por eso los programas y las empresas que velan por la salud de sus empleados tendrán más fácil retener el talento dentro de sus organizaciones. En España parece que todavía estamos en pañales con este tipo de programas, donde la mayoría lo único que hace es cumplir con la prevención de riesgos laborales, y no con el rigor que sería necesario.

Pero son cuestiones diferentes. De hecho según un reciente informe llevado a cabo por CBRE ocho de cada diez empleados opina que el bienestar en la oficina será clave para permanecer u optar a un puesto de trabajo en dicha empresa. El wellness se sitúa como una prioridad en la agenda de las empresas que quieren cuidar de sus empleados.

Esto unido a otros programas, sobre todo de conciliación familiar puede ayudar a reducir el número de bajas laborales que se tiene por estos motivos, estimados en un 10% por enfermedades relacionadas con factores que tienen que ver con el estrés. No sólo se tiene que dar un entorno laboral propicio, sino también un ambiente laboral que sea adecuado, donde los empleados se encuentren a gusto cuando van a la empresa.

De nada sirve tener una sala para hacer yoga, si luego el ambiente de trabajo en la oficina se vuelve irrespirable, nos sentimos poco valorados o menospreciados, no se penalizan cuestiones como el mobing, el acoso laboral o simplemente vemos como tenemos empleados que tratan mal a otros. Contra esto poco puede hacer una sala de juegos o que venga un masajista para relajarnos la zona del cuello o la espalda, algo extraño en nuestro país, pero no tanto en otros nórdicos.

Además muchas empresas tienen un déficit con los mandos intermedios que no son capaces de empatizar con los trabajadores. En lugar de reducir la presión sobre dichos empleados para conseguir resultados, ayudarles y apoyarles, lo que hacen es aumentarla y trabajar en estas empresas se puede convertir en un verdadero infierno.

Lo cierto es que uno de los motivos más frecuentes para cambiar de trabajo ha sido tradicionalmente encontrar un mal ambiente laboral. La diferencia en la calidad de vida que consigue un empleado es abismal, de manera que si ir a nuestro trabajo supone cada día un peso extra, es una situación difícil de sostener a lo largo del tiempo.

Por último tenemos que tener en cuenta el efecto de estas políticas de wellness sobre la productividad de los empleados. No se trata de un gasto, sino de una inversión para las empresas que tienen un retorno de la inversión con una disminución de las bajas laborales y una mejora en la productividad de los empleados.

En Pymes y Autónomos | ¿Somos más productivos en jornadas de seis horas? El caso sueco y lo que sabemos al respecto

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos