Compartir
Publicidad

Recabar el consentimiento para cumplir la LOPD

Recabar el consentimiento para cumplir la LOPD
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

A la hora de cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos debemos de tener en cuenta el principio de consentimiento. Todas las personas tienen la facultad de disponer de sus datos, controlar las informaciones relativas a su persona y la circulación de estas informaciones. Por tanto el responsable del tratamiento de esos datos debe recabar el consentimiento del afectado para poder operar con ellos.

El consentimiento es una manifestación libre por la que el interesado accede al tratamiento de sus datos para el fin que se persigue. Este consentimiento puede ser revocado en cualquier momento, si bien esta revocación no tendrá efectos retroactivos. El responsable del tratamiento de la información debe tener, en todo momento, un medio de prueba que confirme la existencia de dicho consentimiento.

Para conseguir ese consentimiento, el responsable deberá ponerse en contacto con el afectado informándole del proceso de tratamiento de sus datos que se va a realizar. El interesado dispondrá de treinta días para manifestar su negativa a dicho tratamiento, en caso de no pronunciarse en contra se entenderá que consiente en el proceso.

La LOPD establece una serie de excepciones al consentimiento del interesado. De esta modo, no será necesario el consentimiento en los casos en que:

  • Los datos sean recogidos para el ejercicio de las funciones de las Administraciones Públicas en el desarrollo de sus competencias.

  • Cuando el tratamiento de los datos busque proteger un interés vital para el interesado.

  • Cuando los datos se refieran a las partes del contrato de una relación laboral, administrativa o, incluso, negocial y éstos sean necesarios para su cumplimiento o mantenimiento.

  • Cuando los datos figuren en fuentes accesibles para el público.

El interesado tiene derecho a revocar el consentimiento a través de un medio sencillo, gratuito y que no implique ingreso alguno para el responsable del tratamiento de los datos. Los médios más habituales para ello son el correo electrónico o la puesta a disposición del interesado de un número de teléfono gratuito para tramitar su revocación.

En Pymes y Autónomos | Principios generales de la protección de datos Imagen | Robert S. Donovan

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos