Las relaciones laborales en la empresa: la oferta de empleo

Sigue a

oferta-de-trabajo.jpg

Iniciamos con el presente artículo una serie donde abordaremos las relaciones laborales en la empresa, desde la oferta de empleo y la contratación, al despido. Dada la importancia de esta temática en la actividad económica, pretendemos confeccionar una guía que de respuesta a las numerosas dudas que pueden surgir en el trato con los empleados.

Desde el momento en que el empresario se plantea la necesidad de contratar un trabajador, debe conocer las alternativas existentes a la oferta en prensa o al mero anuncio en el exterior del establecimiento con el letrero de “se necesita personal”.

Las Comunidades Autónomas gestionan el Servicio Público de Empleo, un organismo que pretende dar servicio tanto a los demandantes como a los ofertantes de empleo, a la vez que desarrolla programas de formación para trabajadores en activo y desempleados, para mejorar su capacitación y facilitar el acceso al mercado de trabajo.

Para presentar una oferta de empleo, el empresario ha de dirigirse a una Oficina de Empleo y entregar cubierto un modelo donde se especifiquen todas las características que debe reunir cada candidato al puesto. Es necesario que la empresa proporcione un número de fax o correo electrónico donde desee recibir la información de aquellos demandantes considerados idóneos. El Servicio de Empleo Público remitirá al menos los datos de cinco candidatos. Una vez entrevistados los demandantes, la empresa comunicará el resultado al organismo.

Existe la posibilidad de encontrar mano de obra en el mercado laboral europeo a través de la Red estatal Eures, una red estatal de cooperación que pretende facilitar la libre circulación de trabajadores y que permite establecerse sin necesidad de permiso de trabajo en cualquier estado miembro.

Si la búsqueda no ha sido fructífera, podemos intentar seleccionar personal en las bolsas de trabajo que ofrecen determinados sectores profesionales, como son los colegios profesionales, centros de formación profesional o universitaria, asociaciones empresariales, sindicatos o servicios locales de empleo. Los portales de empleo de internet son otro recurso a tener en cuenta, pues disponen de amplias bases de datos con demanda actualizada.

Otro posibilidad es acudir a una empresa de trabajo temporal. Estas empresas privadas, como su nombre indica, centran su actividad en poner a disposición de otra empresa personal trabajador de manera temporal. Esto permite un ahorro de tiempo a la empresa demandante, puesto que la ETT se ocupa tanto de la selección como de las gestiones administrativas. Existen también empresas de selección de personal que realizan el proceso de reclutamiento, evaluación y selección de personas candidatas a partir de las necesidades y perfiles solicitados por el cliente.

En Pymes y Autónomos | Novedades de la reforma laboral sobre la contratación
Imagen | creoquecreo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario