El "Contrato Generaciones" o cómo hacer una chapuza con una buena idea

Síguenos

jovenes y mayores

Otra de las novedades que nos ha traído el paquete de medidas aprobadas por el Gobierno la semana pasada es el denominado “Contrato Generaciones”. Con esta nueva modalidad de contrato los jóvenes emprendedores, menores de 30 años, que inicien un nuevo proyecto empresarial y no tengan trabajadores podrán aplicar una reducción del 100% de la cuota empresarial de la Seguridad Social por la contratación indefinida de trabajadores desempleados que tengan cuarenta y cinco años o más.

Esa reducción se aplicará durante doce meses en los contratos a tiempo completo o a tiempo parcial. Para aplicar esta reducción las personas contratadas han de estar inscritos en las oficinas de empleos al menos durante doce meses en los dieciocho meses anteriores a la contratación. También podrá aplicarse a los que cumplan con esa edad y sean beneficiarios del programa de recualificación profesional de las personas que agoten su protección por desempleo.

La empresa deberá mantener en el empleo al trabajador contratado al menos dieciocho meses desde la fecha del contrato. El contrato podrá extinguirse por causa no imputable al empresario o por resolución durante el periodo de prueba, pero en este caso habrá que sustituir al trabajador que cumpla también estas premisas. Eso sí, el periodo total de aplicación de la reducción no podrá exceder, en total, los doce meses.

Se trata de que trabajadores con experiencia puedan incorporarse a nuevos proyectos empresariales, en este caso puestos en marcha por jóvenes, en los que podrán aportar sus conocimientos. Por otro lado las nuevas empresas podrán crecer rápidamente al poder contratar a trabajadores cualificados sin apenas coste de Seguridad Social.

Hasta aquí bien, se podría abrir una nueva oportunidad laboral para las personas que ya han cumplido los 45 años y que se puede comprobar que encuentran muchas dificultades para encontrar trabajo. Pero ¿por qué limitar el ámbito de este contrato a los jóvenes emprendedores? on esta y otras medidas el Gobierno parece empeñado en discriminar a las personas que quieran empezar un negocio y que, por lo que se ve para su desgracia, ya han cumplido los treinta años.

No se trata sólo de una discriminación en cuanto a obtener un beneficio económico, sino también a la competencia desleal que se produce en el momento en que dos empresas no pueden optar en las mismas condiciones a la hora de captar ese talento y experiencia que pueda suponer un valor añadido a un nuevo proyecto empresarial.

Está bien que se quiera incentivar a que los jóvenes emprendan, pero para mí la estrategia es equivocada. Por un lado por el agravio que se produce haciendo que unos jueguen con reglas diferentes, sobre todo cuando hablamos de empresas nuevas que ya suelen tener muchas dificultades para salir adelante.

Por otro lado porque el fomento ha de hacerse desde la base, ayudando, formando y mostrando a los jóvenes lo que supone emprender. El bajísimo indice de iniciativa emprendedora de los jóvenes españole no se soluciona dando caramelitos.

En Pymes y Autónomos | Aprobado el Real Decreto-Ley de medidas de apoyo al emprendedor, estímulo económico y la creación de empleo
Imagen | Palaio

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario