Compartir
Publicidad

Los Ferengis y sus Reglas de Adquisición

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo confieso: servidor no es un trekkie. Uno nunca acabó de engancharse a Star-Trek, demasiado naif para mi gusto ochentero o eso pensaba en su momento. Quizás mi inconsciente no se tragaba ese rollo buenista que destilaba la serie. Afortunadamente me perdí el aire de superioridad con que los guionistas trataban a los Ferengis y sus Reglas de adquisición.

Los Ferengis son una raza alienígena de comerciantes, una suerte de muñecos del pimpampum para que la serie se mofase de aquellos que defendían el capitalismo, el libre comercio, o las corrientes liberales tan en boga en esa época (algunos hablan de antisemitismo). Y como muestra de ello estan las famosas Reglas de Adquisición.

Las Reglas de Adquisición vienen a ser un conjunto de reglas, aforismos, etc, que sirven de guía de conducta a los Ferengis. Hay 285 reglas, de las cuales se conocen sólo un parte. En ellas se refleja la forma de contemplar la vida y los negocios de los Ferengis. Y lo curioso es que si bien la intención era satírica, desde mi humilde opinión, más de una regla debería ser asumida por las pymes, por los profesionales (otras son auténticas burradas). A continuación os dejo las mismas para que juzgueis por vosotros mismos.

  1. Una vez que tengas su dinero, nunca lo devuelvas.

  2. Nunca gastes más de lo que tienes.

  3. Una mujer con ropa es como un hombre en la cocina.

  4. Nunca permitas que la familia se interponga en tu camino.

  5. Estate siempre atento.

  6. Sólo un tonto deja pasar las oportunidades.

8 bis. El que no arriesga, no gana.

  1. Oportunidad más instinto es igual a ganancia.

  2. La avaricia es eterna.

  3. Todo lo que vale la pena hacer, es mejor si se hace por dinero.

  4. Todo lo que vale la pena hacer, es mejor si se hace dos veces.

  5. Un trato es un trato (. . .hasta que aparezca uno mejor).

  6. Un contrato es un contrato (. . .pero sólo entre Ferengis).

  7. Un Ferengi sin riqueza no es un Ferengi.

  8. La satisfacción no está garantizada.

  9. Sólo dale dinero a quien se lo puedas robar.

  10. Nunca antepongas la amistad a la ganancia.

  11. Un hombre sabio puede sentir la ganancia en el viento.

  12. El Latinium no compra la felicidad, pero seguramente la alquila.

  13. Siempre hay una salida.

  14. Así como se van los clientes, se va la ganancia.

  15. No hay nada más peligroso que un hombre de negocios honesto.

  16. Nunca te rías de la madre de un Ferengi. (Burlate, sin embargo, de algo que a él le importe).

  17. Nunca es malo lamerle los zapatos al jefe.

  18. La guerra es buena para los negocios.

  19. La paz es buena para los negocios.

  20. La amistad es temporal. La ganancia es para siempre.

  21. Ella puede tocar tus orejas, pero nunca tu Latinium.

  22. La ganancia es su propia recompensa.

  23. Lo que es mío, es mío; lo que es tuyo, es mío también.

  24. Nunca confundas sabiduría con suerte.

  25. La ambición no tiene familia.

  26. Haz tu negocio fácil de encontrar

  27. Nunca confíes en alguien que usa ropa más bella que la tuya.

  28. Cuanto más grande es la sonrisa, más afilado el cuchillo.

  29. Todo tiene valor para alguien.

  30. La gratitud puede convertirse en generosidad.

  31. Nunca preguntes cuando puedes tomarlo.

  32. Los buenos clientes son tan raros como el Latinium. Atesóralos.

  33. No hay sustituto para el éxito.

  34. Un consejo gratis es una rara baratija

  35. Que tus mentiras sean consistentes.

  36. Cuanto mas arriesgado es el camino más grande es la ganancia.

  37. Ganes o pierdas siempre habrá polvo de escarabajo Huyperiano.

  38. Los Ferengi no se hacen responsables de la estupidez de otras razas.

  39. Nunca confíes en tus clientes.

  40. Si te supone ganancia vende a tu madre.

  41. El Hogar esta donde tu corazón está, pero las estrellas están hechas de Latinium.

  42. Siempre hay una vez en que se declara la paz por un momento.

  43. Cómete tu orgullo antes que perder tu ganancia.

  44. Ten cuidado con la avidez de conocimiento de los Vulcanos.

  45. Un amigo no es un amigo si te pide un descuento.

  46. Nunca le dejes saber a la competencia lo que estás pensando.

  47. Un amigo en desgracia es triple ganancia.

  48. Nunca preguntes que pueden hacer tus ganancias por tí. Pregúntate que puedes hacer tú por tus ganancias.

  49. Mujeres y negocios no se mezclan.

  50. Gasta o muere.

  51. Para cada Regla hay una igual y una opuesta.(Excepto cuando no la hay)

  52. Suficiente...Nunca es suficiente.

  53. ¡Actúa sin demora! La daga afilada corta rápidamente.

  54. Si aceptan tu primer oferta, o tú pediste muy poco u ofreciste demasiado.

  55. EI único valor de una adquisición es que puedas encontrar alguien que pague por ella.

  56. La Naturaleza decae, pero el Latinium es para siempre.

  57. La fe mueve montañas.. . de inventario.

  58. Nunca confies en alguien que confia en tí.

  59. No hay honor en la pobreza.

  60. Una garantia es válida sólo si te encuentran.

  61. Dignidad y un saco vacío es el mejor saco.

  62. Trata a tus deudores como familiares: explótalos.

  63. Siempre pueden atraparte.

  64. Nunca juzgues a un cliente por el tamaño de su billetera. A veces las cosas buenas vienen en paquetes pequeños.

  65. Todo tiene precio, incluida la amistad.

  66. Hasta un hombre ciego puede reconocer el brillo del Latinium.

  67. Cuéntalo.

  68. Permanece neutral en un conflicto en el que puedas venderle a las dos partes.

  69. Nunca confies en un benefactor.

  70. Las esposas sirven. Los hermanos heredan.

  71. Sólo un tonto paga el sobreprecio.

  72. No hay nada malo en la Caridad. . . Siempre y cuando vuelva a tu bolsillo.

  73. La mentira es una forma de decirle la verdad a los ignorantes.

  74. Aún en el peor de los tiempos, alguien puede obtener ganancias.

  75. La competición y el juego limpio son mutuamente exclusivos.

  76. Conoce a tus enemigos . . pero haz negocios con ellos.

  77. No siempre ser deshonestos puede empañar el brillo de la ganancia.

  78. Un tonto y su dinero son el mejor cliente.

  79. Deja que otros mantengan su reputación. Tú mantén tu dinero.

  80. Escucha todo, no confies en nada.

  81. Un Ferengi espera para hacer una oferta hasta que sus oponentes caigan exhaustos.

  82. Nunca engañes un klingon. . . a menos que estés seguro de que puedas salirte con la tuya.

  83. Siempre es un buen negocio saber acerca de los nuevos clientes antes de que entren.

  84. Si tienes que esperar pacientemente, ponte cómodo.

  85. La justificación de la ganancia es ganancia.

  86. Los nuevos clientes son como los Gusanos Verdes guisados (pueden ser suculentos, pero a veces te devuelven el mordisco).

  87. A veces lo único más peligroso que una pregunta es una respuesta.

  88. Los empleados son los peldaños en la escalera de los sucesos: no dudes en pisarlos.

  89. Nunca comiences una charla de negocios con el estómago vacío.

  90. Nunca juegues con un empático.

  91. No se puede liberar a un pez del agua

  92. A veces lo que se consigue gratis cuesta demasiado.

  93. Siempre debes saber lo que estás comprando.

  94. La posesión es mejor que el el derecho.

  95. Cuidado con el hombre que no tenga tiempo para el oo-mox.

  96. El Latinium dura mucho más que la codicia.

  97. Si nace un tonto cada minuto, estate seguro de que puedas encontrarlos a todos.

  98. No puedes comprar fe.

  99. Nunca tengas miedo de reetiquetar un producto.

  100. Más es bueno. . . todo es mejor.

  101. Una esposa es un lujo... un contador inteligente, una necesidad.

  102. La vida no es justa. ¿De que otro modo devolverías una ganancia?

  103. Un hombre sano puede conseguir cualquier cosa excepto una conciencia.

  104. Un contrato verbal no funciona si está escrito en papel.

  105. Nunca permitas que la duda empañe tu codicia por el Latinium.

  106. El cliente siempre tiene la razón (.. hasta que tú tienes su dinero).

  107. Cuando dudes, miente.

  108. En una discusión de negocios, un disruptor puede ser más importante que una calculadora

  109. Nunca confíes en un empleado que trabaje demasiado duro.

  110. Muy en el fondo, todo el mundo es un Ferengi.

  111. No todo buen acto queda impune

Vía | La Taberna Liberal En Pymes y Autónomos |<a href=http://www.pymesyautonomos.com/management/hay-tanto-que-contar"> Hay tanto que contar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos