Compartir
Publicidad

Humor. La capacidad de concentración depende del sexo

Humor. La capacidad de concentración depende del sexo
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hablaba no hace mucho de las dificultades para la conciliación laboral que tienen los que trabajan en casa. Y en casa fue donde me llovieron más críticas. Todo lo que yo apuntaba como muy difícil de compaginar, las mujeres de mi vida lo veían de otra manera, yo afirmaba que es una cuestión de saberse organizar, y más que darme la razón en eso me echaban la culpa de no ser capaz.

Efectivamente, la cuestión es que los hombres (en general, siempre hay excepciones) tenemos más dificultades para organizarnos que las mujeres. Esto no es machismo, ni feminismo, ni nada por el estilo, es una diferencia que tenemos, como tenemos otras que nos delatan físicamente. No hablo de que las mujeres estén mas dotadas para las tareas del hogar, la cosa no va por ahí. Las mujeres tienen mucha más capacidad de concentración, y son capaces (algunos hombres también) de hacer varias cosas al mismo tiempo.

Yo he visto mujeres trabajando en una oficina que hablan por teléfono mientras escriben sin mirar para el teclado un texto diferente al que están leyendo, sin perder el hilo de la conversación con la compañera, ni lo que se les dice por teléfono.

Si a mi me llaman por teléfono mientras estoy escribiendo esto, o paro de escribir, o no me enteraré de lo que me dicen ni de lo que escribo, y ya no digamos si alguien me habla mientras estoy pensando en lo que tengo que escribir.

He visto mujeres conduciendo con zapatos de tacón mientras fuman, hablan por teléfono sin manos libres (los hombres también hacen eso a pesar de que está prohibido), cambian el dial de la radio, comprueban el maquillaje y cambian de velocidad sin perder de vista la calzada, y aún te dicen: ¿has visto a ese lo que ha hecho?.... Y tu dices, ¿que si he visto qué? pero si no sé ni como puedes hacer tantas cosas a un tiempo.

Cuando voy conduciendo me llega bastante con sincronizar los movimientos de los pies con los de las manos para cambiar de marcha, los mandos en el volante se inventaron para los hombres, y aún así miramos para ellos cuando queremos subir el volumen de la radio.

Volviendo al tema laboral, un hombre necesita mucha más concentración para realizar una misma tarea, el vuelo de una mosca, el aviso de un nuevo mensaje en el correo electrónico o una llamada al móvil, nos distraen de lo que estamos haciendo, y luego necesitamos unos instantes para recordar con que estábamos.

Las mujeres son multitarea, y los hombres lo único que conseguimos hacer bien al unísono es ver un partido mientras bebemos una cerveza.

Las mujeres tienen unas capacidades que nosotros los hombres no seremos capaces de desarrollar por más que entrenemos, por eso nosotros, para poder conciliar necesitamos unos horarios bien definidos que nos permitan concentrarnos en una sola cosa cada vez. Ahora trabajo, luego como, después llevo a los niños, al traerlos damos un paseo, cenamos y a dormir. Ellas no, están trabajando y se acuerdan hasta de tu agenda, y te llaman ¿has ido a hacer copia de las llaves?. Por cierto tengo que ir a hacer la copia de las llaves que sino mi mujer me mata.

En Pymes y Autónomos | Humor

Imagen |Germán R. Udiz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos