Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

¿Utiliza tu pyme todo el potencial de la nube? Estas son sus principales ventajas

¿Utiliza tu pyme todo el potencial de la nube? Estas son sus principales ventajas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sage

Estar en la nube ya no tiene por qué tener un significado negativo. En los últimos años, y de la mano de las nuevas tecnologías, todos percibimos las nubes como sinónimo de modernidad, de progreso y de gestión eficaz. Al hablar de la nube o del cloud computing, como se conoce en inglés, estamos refiriéndonos a una serie de servicios que están disponibles para los particulares y las empresas a través de Internet, y con unos beneficios importantes asociados a su gestión.

Según un reciente estudio de Microsoft, el 59% de las empresas que actualmente utilizan servicios en la nube considera que se consigue un significativo beneficio en productividad, y el 63% de ellas espera hacer crecer sus ventas en los próximos 12 a 18 meses, a pesar del lento ritmo al que avanza la economía mundial.

Pero, ¿está tu empresa entre ellas? ¿Qué beneficios puedes obtener si implementas los servicios que se encuentran disponibles en la nube?

¿Utilizamos todo el potencial del cloud computing en nuestro negocio?

Los beneficios de la nube son incuestionables. Sin embargo, son muchas las empresas que no tienen clara cuál es su utilidad real y, por esta razón, se muestran reacias a implantar nuevos procesos y tecnologías que les ayuden a mejorar su desempeño. Muchas otras, a pesar de utilizar el cloud computing en sus procesos empresariales, no le sacan el máximo rendimiento.

Bien sea porque las empresas no saben identificar qué procesos son más importantes a la hora de implementar un servicio en la nube o bien por falta de recursos, tanto a la hora de formar a sus empleados como a la hora de sustituir los procesos antiguos, lo cierto es que muchas empresas están desaprovechando una buena oportunidad para aumentar su productividad y reducir sus costes.

Pero no debemos desesperar. Cada vez son más las soluciones disponibles, más baratas e intuitivas y, por tanto, más fáciles de implementar en el seno de nuestra organización.

Cinco beneficios del uso de la nube en tu negocio

Las empresas que han conseguido implementar la nube para optimizar sus procesos empresariales han conseguido un par de beneficios que están fuera de toda duda: aumentar su eficiencia y su productividad. Las soluciones informáticas en la nube han conseguido optimizar los procesos que se desarrollan en el seno de la empresa, lo que redunda en una serie de ventajas que es importante destacar.

Reducción de costes

La posibilidad de reducir costes es una de las razones fundamentales que explican el uso de la nube en las empresas. En la actualidad, existen multitud de herramientas baratas e incluso gratuitas en Internet que sustituyen los procesos antiguos, los cuales eran muchas veces bastante costosos para la compañía.

Además, dado que el mantenimiento y la actualización de los recursos en la nube corren a cargo de la empresa que ofrece este servicio, nuestra organización se ahorra los costes de realizar todas estas acciones, algo que normalmente estaba externalizado a una tercera compañía.

Mayor movilidad y flexibilidad

Hace unos pocos años, abrir un mismo archivo en varios dispositivos diferentes era una tarea bastante engorrosa. Era necesario disponer de un disco de almacenamiento donde guardarlo, abrirlo en otro ordenador, hacer los cambios y volver a guardarlo. Y, desde luego, era imposible abrirlo en un dispositivo móvil, aunque fuese simplemente para visualizarlo.

La nube permite realizar todas estas tareas de una forma más cómoda y flexible. Podemos acceder a una gran multitud de aplicaciones en cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo. Así, un trabajador puede trabajar desde casa con su portátil y terminar la tarea en la que estaba inmerso el día anterior, o facturar el trabajo realizado desde el tren que le lleva a su destino y a través de su teléfono móvil.

Algunos servicios en la nube, además, ofrecen la posibilidad de gestionar versiones, lo que ayuda a recuperar cambios antiguos en caso de que necesitemos disponer de esta información, evitando de este modo tener que rehacer el trabajo completo.

Sincronización de equipos

La nube facilita la coordinación y la sincronización de muchos equipos que trabajan en una tarea conjunta. Sus miembros podrán acceder al trabajo de otros de una forma más eficiente, y así la coordinación será más fácil.

Por ejemplo, si varias personas necesitan tener acceso a un mismo documento en el mismo momento y realizar modificaciones sobre él, ya no es necesario que cada uno de ellos aplique sus cambios uno detrás otro, ya que la nube permite accesos y modificaciones simultáneas sobre el mismo fichero, ahorrando tiempo y mejorando, por tanto, la eficiencia.

Mayor capacidad de almacenamiento

En 1981, Bill Gates decía que nadie necesitaría más de 640 Kb en su PC. En 2016, su profecía se ha quedado demasiado corta. Los procesos que manejamos exigen cada vez mayor capacidad de almacenamiento y procesamiento, lo que puede tener una incidencia bastante notable sobre los costes empresariales.

Las nubes de las empresas constituyen verdaderos almacenes de información, en los que sus datos están perfectamente actualizados y sincronizados, facilitando mucho el trabajo. Ya no son necesarias enormes y costosas memorias físicas y nadie debe preocuparse de tener a mano su pendrive por si se pierde esa información tan importante que debe tenerse siempre a mano.

Y siempre actualizados

Hasta hace unos pocos años, actualizar el software de una empresa era una tarea ardua y, hasta cierto punto, compleja. Eran necesarias muchas horas de trabajo, contar con un equipo especializado que pusiese a punto la herramienta e incluso penalizaciones en algunos trabajos, causando importantes retrasos y una reducción notable en la productividad.

Cuando una empresa recurre a un servicio de cloud computing, sabe que siempre tendrá a su disposición el software actualizado a la última versión y adaptado a cualquier cambio legal. Esto, a su vez, servirá para que la empresa proveedora pueda prestar un servicio de soporte mucho más eficiente, ya que no será necesario contar con un equipo especializado en versiones antiguas.

Si es bueno a nivel personal, es bueno a nivel empresarial

En definitiva, los beneficios del cloud computing son evidentes y su irrupción en España en los últimos años, bastante grande. Desde la mayor multinacional de España hasta la pyme más pequeña, pasando por muchos autónomos, utilizan en su día a día alguna solución basada en la nube.

De hecho, cualquiera de nosotros utilizamos ya en nuestra vida cotidiana software basado en la nube. Aplicaciones como Google Drive, Evernote, Dropbox o incluso soluciones de gestión de Sage son parte de nuestro día a día, y es posible que ya no podamos vivir sin ellas. Y si son buenas a nivel particular, ¿por qué no iban a serlo a nivel empresarial?

Imagen | Luke Chesser

Publicidad

También te puede gustar

Ver más artículos