Para que una franquicia se expanda en tiempos de crisis ha de bajar los cánones

Sigue a Pymesyautonomos

open1

Una opción por la que se decantan algunos empresarios a la hora de emprender un proyecto empresarial es la plataforma que configura una franquicia, una opción para la que se requiere una fuerte inyección de capital para abrir el propio negocio, y además cubrir los derechos derivados del canon de entrada.

Siendo una opción que han tomado muy en consideración aquéllos empresarios que contaban con el capital necesario, o bien, carecían de ideas creativas y contaban al mismo tiempo con capacidad para endeudarse. Desde la llegada de la crisis económica, las circunstancias han cambiado, y la apetencia por este tipo de opciones para lanzarnos a la aventura empresarial ha disminuido ostensiblemente, lo que ha llevado a las firmas a replantearse nuevos escenarios, como por ejemplo, reducir el coste de este tipo de inversiones.

Este es el caso de la cadena de hostelería Vips, que ha decidido rebajar el canon de entrada en el negocio de su ‘buque insignia’, sus cafeterías. Una decisión que ha sido tomada para compatibilizar la dinamización su política de expansión nacional con la de una coyuntura recesiva, una política que me parece adecuada porque al igual que las tarifas de precios se ajustan a las circunstancias de los clientes, los cánones han de hacerlo respecto sus potenciales gerentes.

Aún así, la opción de adquirir una franquicia me sigue resultando prohibitiva para muchos profesionales, ya que la barrera del capital necesario para la inversión sigue siendo infranqueable para muchos interesados. Tal vez se puedan encontrar soluciones intermedias, como la de repartir los gastos mediante la creación de una sociedad, una solución que a pesar de ser ‘sencilla’, resulta una práctica no demasiado frecuentada en este tipo de negocios.

En Pymes y Autónomos | La Comunidad de Madrid ofrece alquileres muy económicos a los emprendedores madrileños
Imagen | loop_oh


Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario