Sigue a Pymesyautonomos

ministros.jpg

El Ministro De Guindos acaba de anunciar en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que en 2013 subirán los impuestos que gravan al consumo. El objetivo del Gobierno es aumentar la recaudación en 8.000 millones de euros para lo que se prducirá un nuevo incremento impositivo que, si bien no se ha espevificado la medsida concreta, podría suponer una nueva subida del IVA.

A pesar de que hace unas pocas semanas que fuentes del Gobierno indicaron que no se estaba barajando esta medida, ahora el Ministro de Economía acaba de comunicarlo. Eso sí, sin concretar los términos, ni que impuestos se van a ver afectados, ni en que porcentaje.

En caso de que se decida subir el IVA habría distintas posibilidades. Por un lado llevar a cabo un incremento del porcentaje a pagar, como se hizo en 2010, subiendo los tipos en un par de puntos. Otra opción que se ha venido rumoreando es la posibilidad de que se eliminara el IVA superreducido, el que se aplica a los productos de primera necesidad, por lo que estos pasarían a gravarse al IVA reducido (8%).

Lo que está claro es que esta medida puede suponer un agravamiento de la reducción del consumo interno y los efectos económicos para las empresas pueden ser muy negativos. La contracción económica actual está poniendo en peligro muchos negocios que dependen del consumo interno, de hecho las empresas que mejor están aguantando la crisis son las que tienen negocios en el extranjero y no dependen en exclusiva de nuestro mercado.

Una nueva subida del IVA trasladada a los precios puede hacer que el consumo se retraiga más todavía. En la subida anterior muchas empresas decidieron no repercutir en primera instancia la subida del IVA en sus precios y asumir ellos directamente de su margen comercial el aumento de impuestos.

Ahora, con una situación peor que entonces, me resulta difícil de pensar que puede suceder lo mismo, por lo que las empresas tendrán que aumentar sus precios para pagar los nuevos tipos de IVA. Con precios más caros, salarios congelados y el aumento del desempleo es imposible que el consumo se recupere y pueda amortiguar la subida de impuestos.

La medida se pondría en marcha en 2013, lo que indica que probablemente el Gobierno espere alguna recuperación para este año y que eso sirva para que el impacto de la posible subida del IVA no afectara a la actividad empresarial. Apuesta arriesgada y que parece tener más visos de fracasar que de llegar a producirse.

En Pymes y Autónomos | ¿Qué hago con la subida del IVA?
Imagen | La Moncloa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios