Compartir
Publicidad

Internet no es tal paraiso fiscal

Internet no es tal paraiso fiscal
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He leido atentamente el artículo que publica El País refiriendose a Internet como paraiso fiscal. Independientemente de las consideraciones que realiza sobre las actividades de las grandes empresas y su "ahorro fiscal" por tributar en Irlanda, donde el impuesto de sociedades en menor, sí sería conveniente realizar ciertas aclaraciones que hacen pensar que realmente Internet no es tal paraiso fiscal.

En primer lugar, no es suficiente con tener la página web, desde la que se venden o se prestan servicios, alojada en un servidor extrajero para pagar menos impuestos. La ley determina que se tributa desde donde ser realiza la operación pero siempre teniendo en cuenta que el servidor sea propiedad de la empresa y no es suficiente con contratar el hosting en ese país. Una empresa española que tenga su tienda virtual alojada en un servidor de Amazom no tributará en el país donde esta empresa tenga sus servidores sino en España, porque la empresa española no tiene esos servidores en propiedad.

Por otro lado tampoco es tan sencillo para las empresas pequeñas tributar en esos paises con un régimen fiscal más atractivo aunque se constituyan las sociedades en esos países. Irlanda y el Reino Unido, por ejemplo, tienen la figura de la empresa no residente, son empresas constituidas en esos países pero que no se considera que realizan actividades allí, por lo tanto no tributan en esos paises, ya que no tienen residencia física, trabajadores y una actividad real en ese país.

Por tanto, si yo me voy a Irlanda y creo una empresa allí pero no tengo infraestructura en ese país, no tengo trabajadores contratados allí y, por tanto, no demuestro que tengo una presncia real y sustancial en el pais, no tendré la consideración fiscal de residente en Irlanda y por lo tanto no podré acogerme al sistema fiscal irlandés.

Por supuesto, como bien refleja el artículo, para las grandes organizaciones que sí pueden permitirse tener esa presencia efectiva en paises con un sistema tributario más beneficioso, los negocios a través de internet pueden suponer un evidente ahorro fiscal, lo mismo ocurre con las empresas de apuestas on-line que se contituyen en territorios con poca regulación en el sector.

Pero eso no supone una generalización para las pequeñas empresas que operan a través de internet, ni tampoco procede aplicar el concepto de "nube" o "paraiso digital" como un foco de negocios sin control que escapan de la legislación y de la aplicación de impuestos.

En Pymes y Autónomos | Fiscalidad del comercio electrónico Imagen | Maintec

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos