Compartir
Publicidad

Hacienda, el cazador cazado

Hacienda, el cazador cazado
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

El otro día estaba viendo un reportaje en la televisión donde se hablaba (de una forma crítica) de como las grandes, medianas e incluso pequeñas economías buscaban las fórmulas para evadir capital y pagar menos impuestos. Y si bien ese tono crítico puedo aceptarlo cuando se trata de empresas o particulares que delinquen, no lo entiendo cuando se trata de personas o empresas que lo único que hacen es buscar ingeniosas soluciones completamente legales para pagar menos impuestos.

¿Es bueno o malo aquel que pretende pagar menos impuestos? Yo como siempre he dicho en esta misma tribuna, haría un monumento al que consigue pagar menos impuestos (entendiendo siempre que lo hace de una forma absolutamente legal, dando por supuesto que no apruebo lo contrario). Pues entiendo que del mismo formo que la agencia tributaria, que el fisco busca mil y una maneras (dicen que legales) de “pescar” al contribuyente, veo de lo más lógico que el contribuyente intente (legalmente) escapar del fisco.

O sea, ¿hacienda puede hacer lo que le venga en gana?, ¿puede tener la razón porque si o incluso intentar “entrar por la puerta de atrás” en las comunicaciones telemáticas para poder cazar más fácilmente al contribuyente empresarial, pues entiende que ya se lo ha comunicado, pero el contribuyente no puede dentro de la ley buscar las mejores fórmulas y estructuras para pagar menos impuestos? Eso (entre otras cosas) además de injusticia, es hipocresía y abuso de poder.

Como es sabido siempre he sido un firme crítico en lo que se refiere a pagar impuestos, siempre he creído que lo que gana cada uno se lo gana cada uno, y quitar más allá de unos mínimos para garantizar unos básicos (como digo siempre seguridad y poco más) lo considero en expolio. Pero expolio o no, bien o mal, y siendo el que intenta pagar menos impuestos un depravado, un paria social o no, lo que tengo claro es que yo le sigo manteniendo mi más absoluta admiración, mi más absoluta admiración por esta presa habitualmente cazada, que por una vez atrapa al (estado) cazador.

En Pymes y autónomos | Aumenta la presión de Hacienda sobre las operaciones vinculadas
Imagen | Ferminet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos